“El frente de la batalla contra el Covid-19 quiebra a cualquiera”

Luz Zárate

Guanajuato.- Saúl Pérez Melesio era médico veterinario, un día al estar en una comunidad curando a un animalito y que una madre de familia le pidió que atendiera a su hija pues estaba grave y al no poder hacerlo se dio cuenta que quería ser doctor y regresó a estudiar. Lo que nunca imaginó es que le tocaría estar en el primer frente de batalla en la pandemia por el coronavirus Covid-19.

Saúl fue uno de los médicos que recibieron este jueves la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus en la Clínica Hospital del ISSSTE en Celaya, pero también trabaja en el Hospital IMSS. En ambos nosocomios atiende de manera directa a los pacientes de Covid-19 y es ahí donde se ven escenas que “quiebran a cualquiera”.

El médico de 58 años platicó que es muy triste ver morir a padres y madres de familia que se quedan con alguna carta o fotos de sus hijos en donde les dejan mensajes relacionados con que los esperan en casa, pero él de antemano sabe la gravedad de la persona.

Platicó que en sus tiempos de estudiante nunca imaginó estar en el primer frente de batalla de una pandemia y lo más triste es ver el dolor de las personas al perder a sus seres queridos, familias enteras contagiadas y muchos niños que se quedan huérfanos, por ello reiteró la invitación para “no bajar la guardia”.

“Estuve en hospitales grandes en México, nos tocaron muchas eventualidades, pero nunca imaginamos lo que hoy estamos viviendo: verdaderamente es dramático en todos los sentidos. Esto no es para fatalizar, es para tratar de decirle a la población que si a ti no te ha tocado estar de cerca, a nosotros sí nos ha tocado ver familias en las que muchos de sus miembros enfermaron gravemente y donde hubo varios familiares muertos. Las familias nos platican todo el drama que están viviendo en lo familiar, en lo económico, en lo laboral. Esta pandemia ha sido algo extremadamente grave. El coronavirus es real y la población debe entender que esto no va a parar hasta que todos trabajemos en conjunto”, dijo el doctor.

Es más fácil enfermar en la calle

Doctor Saúl. Foto: Martín Rodríguez

Este jueves, al salir de turno y ser vacunado, Saúl dijo que se siente más seguro para atender a los pacientes, pero destacó que en este momento es más fácil enfermar afuera de los hospitales que en la atención directa con el paciente, pues en el interior de las áreas Covid se siguen protocolos muy estrictos, pero es en la calle donde abundan los contagios, por lo que reiteró que los ciudadanos no se deben confiar y cuidar en extremo.

“Esta pandemia nos ha hecho ver morir a la gente de una manera diferente, vemos al paciente alejado de su familia. Me ha tocado ver escenas muy tristes que a cualquiera quiebra: desde pacientes que al llegar al hospital ya fallecieron en el trayecto, hasta pacientes que escucho muy mal sus pulmones, veo la tomografía y se ve muy mal y veo que tienen pequeñas notas de sus hijos diciendo: ‘papi te esperamos en casa’ y yo medicamente veo muy difícil que pueda salir adelante. Eso causa sentimientos de impotencia, de desesperanza, porque sabemos que esa pequeña o pequeño se va a quedar sin papá. Me ha tocado ver niños que se han quedado sin papá y sin mamá, me pregunto cuántos pequeños se están quedando en la orfandad”, contó.

Piden más vacunas

Enfermera María del Refugio. Foto: Martín Rodríguez

La enfermera María del Refugio Almanza también recibió la vacuna antiCovid este jueves, ella es suplente del representante sindical de los trabajadores del ISSSTE en Celaya y señaló que sí hay personal que no alcanzó vacuna y que están pidiendo ser considerados para la inoculación.

“Sí hay quejas, no muchas, pero sí hay personas que nos están pidiendo el apoyo al sindicato para que sean vacunadas, pues no recibieron la primera dosis. Hay quienes estaban resguardados o que son personas que están en los grupos de riesgo y requieren su vacuna de primera dosis para poder regresar a trabajar y sentirse un poco más confiados”, señaló.

La representante sindical de los trabajadores señaló que hasta este momento no les han informado las autoridades si van a llegar más vacunas.

La gente no entiende

Temática. Foto: Especial

Cuquita, como le dicen de cariño, lleva 26 años siendo enfermera en el ISSSTE y platica que muchas de sus compañeras están cansadas física y emocionalmente, pues pareciera que la pandemia no va a parar pues llegan cada día pacientes y en las calles la población no entiende que: “el coronavirus es una enfermedad real y de mucho cuidado”.

“Es muy triste ver como la población no entiende que es una enfermedad que existe, que se va a quedar y que debemos de cuidarnos. Desafortunadamente he oído a compañeras que fueron las pioneras y que entraron desde el principio al área Covid-19 y que están agotadas, llorando porque ya no pueden, es muy triste ver como muere la gente y no podemos ayudar más.

“Yo le digo a la población que por favor ya entiendan, que esto es real, que no es cuestión de política, no es de otra índole, es una enfermedad real y así como han pasado otras pandemias esta nos tocó vivir a nosotros. Por favor entiendan que es real, está muriendo mucha gente, jóvenes, personas de 40 años, padres y madres que dejan a sus hijos, familias completas contagiadas, es muy triste ver cómo los familiares los están esperando y ya no regresan con ellos”, mencionó.

ndr