El factoraje

El factoraje financiero ha crecido de forma sostenida, lo que creó la necesidad de instaurar una institución que agrupara a las empresas...

Redacción

El factoraje se ha convertido en los últimos años, en una gran herramienta para las empresas exportadoras, más aún en un período de la historia donde el financiamiento y la alta tasa de inflación mundial, puede poner en jaque cualquier iniciativa comercial.

Pero primero definamos que es el factoraje financiero, el mismo, es un instrumento en el que una empresa vende una factura por cobrar a una entidad financiera, llámese banco, asociaciones de préstamos o cooperativas y ella se encarga de cobrar la misma. 

La empresa recibe un gran porcentaje de la misma, al hacer la venta y el resto finalmente cuando se paga la totalidad del monto por cobrar.  En conclusión, le permite a una empresa obtener rápido efectivo, a cambio de unas tasas que de acuerdo a su planificación pueden resultar muy exitosas. 

El factoraje

El factoraje financiero se comenzó a aplicar a finales de los años setenta, su crecimiento en la década siguiente fue sostenido, lo que creó una necesidad de instaurar una institución que agrupara a las empresas. Es por ello que se fundó en 1988, la Asociación Mexicana de Factoraje Financiero y Actividades Similares (AMEFAC), que según su carta fundacional, tiene como misión promover el sano desarrollo de la actividad del Factoraje Financiero en el país. 

La AMEFAC tiene entre sus asociados a 17 entidades financieras, de las cuales 15 son instituciones financieras formales y 2 SOFOMES, las mismas en conjunto operan el 90% del factoraje mexicano. Entre las más reconocidas están BBVA Bancomer, HSBC México, Banco Nacional de México, Morgan Grupo Financiero y Financiera Bajío.

Ventajas y desventajas del factoraje

Como toda herramienta financiera, no está carente de riesgos, el factoraje ofrece múltiples ventajas, pero debemos considerar las contras. Dentro de las ventajas tenemos: 

Rápido impulso de  flujo de caja. Esto puede ser muy valioso para las empresas que tienen poco capital de trabajo.

– Hay muchas empresas de factoraje en el país, por lo que los precios suelen ser competitivos.

Libera de preocupación a la hora de ir con el acreedor. Esto hace ganar tiempo que se puede invertir para planificar.

– Algunos clientes pueden respetar el sistema y es común que quieran cancelar su deuda más rápido.

– Puede hacer que una empresa mejore su información crediticia, lo que permitirá negociar mejores condiciones con sus proveedores y los bancos.

– La previsibilidad es un excelente recurso estratégico y financiero, para planificar el crecimiento del negocio.

– Estará protegido contra deudas difíciles de cobrar

  • De acuerdo a lo acordado con la entidad financiera, el efectivo se puede liberar tan pronto como se facturan los pedidos, esta rapidez ayuda a la inversión de capital y la financiación de las próximas compras.
  • Las entidades tendrán acceso al historial crediticio de los clientes, así ayudan a su negocio a comerciar con clientes de mejor calidad.
  • .Competencia dentro de las empresas que ofrecen el factoraje, esto hace que se pueda elegir dentro de múltiples opciones. Agregando que no es necesario por ejemplo ser cliente de un banco para optar por el sistema.

Dentro de las desventajas tenemos que: 

– Las disputas que puede devenir a la hora entrar en el sistema. El factoraje funciona mejor cuando un negocio es eficiente y hay pocas disputas y consultas.

  • El coste supondrá una reducción de su margen de beneficio en cada cumplimiento de pedido, es evidente que se solicita un servicio y hay que pagar por ello.
  • Puede reducir el alcance de otros préstamos
  • Los bancos pueden restringir el financiamiento contra deudores de mala calidad por lo que deberá administrar estas fluctuaciones.

Es importante repasar que existen varios tipos de factorajes, los dos más comunes son:

  • Factoraje con recurso: Cuando la financiera asume el riesgo de impago por el deudor. Este es el más utilizado, ya que ofrece la protección sobre el dinero por cobrar 
  • Factoraje sin recurso: Es cuando la empresa que contrata el factoring asume la insolvencia del acreedor.

Los otros tipos de mecanismo están relacionados con las condiciones del contrato o  por ejemplo si el mismo es nacional o internacional.  También es común definir si el deudor es notificado o no que se le cobrará mediante esta herramienta.

Factoraje en la práctica

Supongamos que tenemos una empresa que exporta granos, vende en el extranjero mercancía por un $1.000.000 a 60 días, pero la empresa no puede cobrar esa cantidad dentro de tanto tiempo, ya que necesita renovar maquinaria para la siguiente cosecha. 

Si la empresa opta por usar el factoraje, recibirá del banco un 80% en promedio, en total $800.000, y el resto cuando el deudor cancele la totalidad del acuerdo, menos el costo del servicio, que depende del país puede tener variaciones. 

Analicemos el costo al detalle, en general, las financieras que compran la factura, cobran sus servicios mediante dos tasas, una sobre el valor financiado un 5% en promedio anual; y la otra sobre el valor de la factura entre 0.5% y 1%.

Si seguimos el ejemplo, de la exportadora de granos, el 5% será en base a los $800.000 y el 0.5% sobre el costo total de la factura es decir, $1.000.000. Este ejemplo es común cuando el servicio de factoraje es en México. Cuando se emplea a nivel internacional las tasas pueden variar. 

Desde su nacimiento en Inglaterra, el factoraje financiero ha demostrado ser una gran alternativa al crédito tradicional, más ahora en un contexto de recuperación económica tras la pandemia. 

México, que el año pasado recuperó solo un 55% de la caída PIB del 2020, necesita más inversiones y exportaciones, considerando la inflación y lo competitivo que se vuelven los mercados con el aumento de los commodities en este principio de año.

Reducir costos, tener efectivo y ahorrar tiempo, es lo que una empresa necesita para tener equilibrio y planificar. Si una empresa necesita liquidez, no puede dejar de considerar este instrumento.  Está comprobado como el factoraje puede ayudar a una empresa en su crecimiento, potenciando su influencia, cuando es usada por empresas exportadoras. 

Te puede interesar: