El colonche es tradición y trascendencia

Fotos: Especiales

Anita Hernández Prado es una de las productoras de esta deliciosa bebida de origen prehispánico, también conocida como ‘vino de tuna’ y que año tras año participa en la Feria de Laguna de Guadalupe

Yordi Buclón

San Felipe.- Jóvenes emprendedores de la comunidad rural Laguna de Guadalupe en el municipio de San Felipe impulsan la economía local con productos típicos de la región elaborados por ellos como lo es: el vino de tuna, mejor conocido como colonche.

Anita Hernández Prado es una de las productoras del colonche que se ha dado a la tarea de involucrar a los habitantes de la zona para emprender este proyecto que dio inicio desde años atrás, en promoción durante la feria de estos productos en el año 2015.

  

En ese año se inició con la primera Feria del Colonche en la comunidad de Laguna de Guadalupe, y desde entonces ha prevalecido la tradición hasta trascender en diferentes partes de la República Mexicana.

Actualmente, el colonche solo se comercializa en la temporada de cosecha de la tuna que es entre los meses de julio a septiembre, sin embargo las expectativas son que se pueda vender durante todo el año para satisfacer los más exigentes paladares.

Orígenes

El colonche es una bebida de origen prehispánico producto del pulque y la tuna, fruto del nopal, el origen del nombre es desconocido, pero entre los Nahuas (grupo de pueblos originarios de Mesoamérica), era conocido como nochoctli: ‘nochtli’ que significa tuna y ‘octli’, vino; es decir: ‘vino de tuna’. Por su parte, el Diccionario Porrúa de Historia, Biografía y Geografía de México afirma que colonche viene del náhuatl ‘coloa’, encorvar; porque encorva a la gente con su acción embriagante.

Entre los derivados de la tuna también se ofrecen productos como son la melcocha, el queso, miel y dulces, que con su sabor, textura y color dan vida a esta tradición.

Así se hace

  • Las especies más comunes de utilizarse con la duraznillo, tuna puntadera, tuna tapona y la tuna Cardona.
  • Primero se pelan las tunas, se machacan y se cuelan formando un jugo.
  • Éste se hierve por dos o tres horas
  • Después de enfriarse, se deja fermentar unos cuantos días.
  • A veces se añade colonche viejos o tíbicos para acelerar la fermentación.
  • Los tíbicos son masas gelatinosas formadas por bacterias y levaduras que se desarrollan en agua con piloncillo o con azúcar morena.

¡Toma nota!

Cada mes de septiembre se lleva a cabo la Feria del Colonche en la comunidad Laguna de Guadalupe, donde se pueden degustar las diferentes variaciones de añejamiento, así como los .