María Espino

Guanajuato.- Ni los 2 mil 310 casos de contagio de Covid-19 registrados a la fecha en la capital, ni los 65 mil 683 casos a nivel estatal y las 4 mil 251 defunciones son suficientes para gran parte de la ciudadanía atienda las medidas de prevención y protección que recomiendan las autoridades de salud, tan sencillas como el uso de cubrebocas, lavado de manos, uso de alcohol en gel y marcar sana distancia.

Cabe señalar que, de acuerdo a datos proporcionados por la Secretaria de Salud del Estado de Guanajuato, en las últimas 24 horas, de martes a miércoles, aumentaron los contagios con un registro de mil 273 confirmados hasta las 14:00 horas de este miércoles; de esa cifra 59 corresponden a la ciudad de Guanajuato en donde también se reportó de una defunción más con lo que se acumulan 116 decesos a causa de Coronavirus.

Incluso, aunque usted no lo crea, hay quienes opinan que el coronavirus no es real, consideran que es un invento de los gobiernos y señalan que basta con esperar a que el actual Presidente de la Republica, Andrés Manuel Lope Obrador, deje el cargo para que se acabe el tema, “será otro chupa-cabrazo”.

Así lo señaló un comerciante de dulces típicos y otros productos curo puesto se ubica en la entrada principal del mercado Hidalgo, quien se negó a dar su nombre, mismo que al momento de preguntarle por qué no usaba el cubrebocas dijo que si lo tenía y lo mostró, pero que estaba tomando su café y por ello se lo quitó, sin embrago había pasado casi media hora sin que se lo pusiera mientras acomodaba su mercancía, pero al cuestionarle el tema ese fue su argumento.

Al señalarle que se le había estado observado ya casi por 30 minutos y preguntarle si no tenía miedo a contagiarse, el locatario acabó por decir que él no cree en la existencia del coronavirus y que, definitivamente, no tiene miedo; que a veces se lo pone por respeto a sus clientes y la gente que va a este importante centro de comercio pero él considera que no es necesario.

“Me estaba tomando un café no lo puedo tener puesto (…) la verdad no hay temor, yo la verdad no soy muy creyente de eso (…) son puras cosas del gobierno; no inventos pero casi por lo regular si, otro chupacabrazo para afectar y todo eso, deja que salga este presidente, el que ahorita esta López Obrador (…) y vera, viene a entrevistarme”, así lo expresó el incrédulo comerciante.

Correo realizó un recorrido por varios espacios públicos en la capital, tales como centros de comercio: Mercado Hidalgo, Embajadoras y algunos negocios en donde se apreció que mucha gente se resiste al uso de cubrebocas y andan como si nada pasara, incluso familias que llevan sus hijos pequeños no tienen el cuidado de ponerles la debida protección a los menores.

También se observó que hay adultos que si portan el cubrebocas pero los niños que los acompañan no, como si ellos fueran inmunes al contagio.

Y qué decir de los camiones del transporte público en donde pudimos encontrar desde los ciudadanos muy precavidos que siempre llevan puesto el cubrebocas y después de pagar usaron alcohol en gel para limpiar sus manos; también los que sacan el cubrebocas de las bolsas de su ropa o de sus carteras y se lo colocan para poder subir a los camiones; hasta los más despreocupados que definitivamente no lo llevan sin que nadie les diga nada, situación que incluye a los propios choferes de las unidades que ponen el mal ejemplo.

AC