El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, decretó el estado de excepción ante las masivas protestas indígenas en tres provincias del país

Redacción

Ecuador.- El presidente ecuatoriano Guillermo Lasso anunció que instauró ‘Estado de Excepción’ en tres provincias del país: Pichincha, Imbabura y Cotopaxi. Esto como reacción luego de cinco días consecutivas de protestas ciudadanas lideradas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Indígenas y ciudadanos salieron a las calles para protestar por el elevado precio de los productos de primera necesidad y los combustibles, la precariedad de los hospitales públicos y la nula atención a los agricultores.

Lee también: Gran Bretaña ordena la extradición de Julian Assange a Estados Unidos

Además, critican a Lasso por la presunta privatización de empresas públicas; y por las reformas que ha emprendido para, por ejemplo, promover el trabajo por horas.

Lasso responde con estado de excepción

Ante estas protestas, que han ido escalando en número e intensidad, Lasso decretó el estado de excepción. Esto le permite utilizar a las fuerzas armadas del país para garantizar la seguridad ciudadana; sin embargo el presidente no ha dado más detalles sobre el alcance de esta intervención militar.

“Me comprometo a defender nuestra capital y a defender el país”, dijo el mandatario en una alocución transmitida por televisión.

Asimismo, anunció un paquete de medidas “con la finalidad de garantizar la paz de todo el país y atender las principales demandas y preocupaciones de la población”.

Te puede interesar: Inundaciones en el parque Yellowstone provocan evacuaciones masivas

“He decidido aumentar el bono de desarrollo humano a 55 dólares, declarar en emergencia el sistema de salud pública, duplicar el presupuesto en educación intercultural, subsidiar hasta 50 % el precio de la urea (fertilizantes) para pequeños y medianos productores”, detalló Lasso.

Quizás te interese:

JRP