No hay peor lucha que la que no se hace

Con todo el ánimo por delante, el sector zapatero del estado de Guanajuato lanzó su edición 83 de Sapica en un formato presencial, aunque también incluyendo elementos tecnológicos para el contacto virtual, sobre todo para los enlaces con posibles compradores en el extranjero.

Son momentos difíciles para esta actividad productiva, como referenció el flamante presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato, Alfredo Padilla Villalpando, quien urgió a los empresarios del ramo a “replantear nuestros productos, esquemas de trabajo y de nuestros negocios”, que aunque recibió el espaldarazo del gobernador Diego Sinhue Rodríguez en la inauguración, al llamar a la industria una de las cuatro palancas del desarrollo guanajuatense, sabe realmente que están cuesta arriba tras el confinamiento y la lenta recuperación de las empresas, las que quedaron en pie. Por cierto, Padilla Villalpando tomó protesta al cargo frente al mandatario estatal.

Mauricio Usabiaga Díaz Barriga, secretario de Desarrollo Económico estatal, aprovechó el día para reiterar que se perdieron 50 mil empleos formales en la entidad durante los primeros meses de la pandemia de Covid-19, aunque la reactivación ha permitido la recuperación de 10 mil, sin embargo, ese negativo de -40 mil empleos, pesa y mucho entre los guanajuatenses.

Su cifra en torno a las empresas cerradas definitivamente en estos meses, alrededor de 700, no varía ni precisa respecto de anteriores declaraciones. Se sabe que el daño es mucho mayor si se va sumando lo que van dictando diferentes gremios, en el entendido que las empresas van desde las micro hasta las grandes.

Esta jornada entre los mensajes de esperanza dados en Sapica, que también sonaron nostálgicos y para lamer heridas entre el sector, debe ubicarse en un contexto mayor, la situación económica nacional e internacional, donde la reactivación ha permitido ir ajustando números y de manera más favorable tras el desastre económico que se vive.

Por ejemplo, CitiBanamex ha elevado su pronóstico sobre la contracción del Producto Interno Bruto en México de -9.9 a -9.8%, por vez primera un ascenso en todo este tiempo. Otros grupos de análisis también están ajustando sus cifras al alza, fenómeno que también es debido a que se hacen ajustes favorables en el entorno internacional, aunque ya advirtió el Fondo Monetario Internacional y otras agencias financieras especializadas que hay que tener cautela con estas proyecciones, pues aún se tiene la pandemia entre nosotros.

Y la recuperación no podrá acelerarse como muchos quisieran, empezando por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que piensa en salidas mágicas para el desastre económico y sanitario en que vivimos los mexicanos mientras opta por hablar de beisbol o restringir el gasto para los estados mientras apuntala sus megaproyectos o sigue utilizando al Ejército Mexicano como sus contratistas de obra. Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) -nada neoliberal por si tienen sus dudas los amigos de la 4T, por el contrario- puntualizó ayer martes que la recuperación total de la economía a los niveles previos a la pandemia, no la podrá ver el presidente de México durante su mandato, a menos que se saquen de la manga una reelección, pues esta será hasta 2025.

Aviso de Ocasión

Una noticia nada buena nos entrega el sector automotriz nacional, tan fuerte en Guanajuato, la producción de vehículos ligeros de México cayó un 5.48% en septiembre respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que las exportaciones disminuyeron un 13.06%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Reflejo de la poca capacidad de adquisición de los consumidores, sobre todo en los Estados Unidos, nuestro gran mercado.

En Sapica, como cada año, se entregaron el San Crispín de Oro y la Charola de Plata. Esta vez los galardonados fueron el zapatero José Antonio Abugaber y el curtidor Wilmar Nienow Heter, quienes los recibieron de manos del gobernador Sinhue Rodríguez y el alcalde leonés, Héctor López Santillana.