El Sector Salud necesita el apoyo de la IP

Algo debe de hacer el sector empresarial en el estado de Guanajuato para apoyar las tareas de la Secretaría de Salud local a cargo de Daniel Alberto Díaz Martínez y a los gobiernos municipales para incidir en la población y frenar el repunte de casos de Covid-19, pues el desorden que ya se observa en las calles junto con el relajamiento en comercios, transporte y actividades laborales solo encaminarán la situación a un nuevo confinamiento, que en temporada navideña, sería el acabose para muchas empresas productivas, de comercios y de servicios.

En Jalisco están a un paso del llamado botón de emergencia, que comenzará con la parálisis de actividades, mientras que ya varios puntos de la Ciudad de México están en rojo; en Querétaro también comienza a pensarse en medidas de contención, pues su naranja podría también pasar a rojo. Guanajuato, ubicado en un punto estratégico de comunicación, tránsito y producción y con sus números de enfermos al alza, pronto podría verse inmerso en decisiones que nuevamente restrinjan la movilidad social.

La celebración de la feria industrial Hannover Messe a partir del próximo miércoles 28 de octubre, junto con la Reunión Anual de Industriales (RAI) de la Concamin, aunque virtuales, puede ser una buena oportunidad para que también se vea voluntad en el sector privado para trabajar con las autoridades en el fortalecimiento de la prevención, porque eso es mejor a una crisis mayor a la observada al principio de la pandemia en México.

Frente a la explosión de casos en Europa, Asia contrasta porque mantiene aún los equilibrios. Los primeros análisis miran hacia la disciplina de sus sociedades para aceptar y llevar a cabo la sana distancia, el uso de cubrebocas, los turnos de trabajo escalonados y el respeto a las cuotas de producción. Sincronizan los asiáticos sus actividades privadas y públicas, para lograr el cuidado de sus poblaciones y mantener la producción. Necesitamos entender en México que es importante aprender a vivir con la pandemia, pero con responsabilidad, de otra forma los resultados serán más costosos. El sector salud necesita, ahora más que nunca, el apoyo de la iniciativa privada para frenar la avalancha Covid. Lo peor que puede pasar es llegar a los toques de queda europeos.

En este sentido resulta interesante la propuesta de Elizabeth Vargas Martín del Campo, presidenta de Canaco León, quien está llamando a todos los comerciantes y prestadores de servicios asociados a este organismo a integrarse a la plataforma digital de la Cámara Nacional de Comercio para que ofrezcan sus productos y servicios para el próximo Buen Fin, del 9 al 20 de noviembre, con herramientas y asesoría para llegar a los consumidores, a fin de evitar en lo posible las ventas presenciales.

No solo eso, la plataforma estará vinculada a la Procuraduría Federal del Consumidor, para que los afiliados a la Canaco y sus compradores, durante el Buen Fin, pongan las reglas claras en las transacciones, ofertas revisadas y no haya problemas de conciliación en caso de quejas.

El esfuerzo de Canaco bien podría prolongarse y tratar de no solo enlazar a los asociados, sino abrirse al comercio guanajuatense, como una plataforma abierta que puede también ser redituable para la propia organización. El modelo eBay, Amazon o Mercado Libre bien puede replicarse para el mercado local, con herramientas de certificación y vigilancia de la Profeco, como se hará para el Buen Fin.

Por ahora, para este próximo fin de semana, que se presume se sostendrá en Amarillo, por las Fiestas de Muertos, dejarían en el orden nacional una derrama de 9 mil millones de pesos y 150 millones de ellos en León, de acuerdo con Liz Vargas. Si se regresa al confinamiento, no se puede aspirar a estos negocios.

Aviso de Ocasión

Al presidente Andrés Manuel López Obrador, en esta Navidad, el viejo San Nicolás, Santa Claus o Papá Noel, la versión que desee, le traerá un carbón. No merece más alguien que sigue instalado en la primera revolución industrial.

LC