Conecta con nosotros

Héctor Andrade Chacón

Economía y Negocios

Danza de cifras

Periodico Correo

Publicado

En

Danza de cifras

Este fin de semana el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofreció un dato relativamente alentador en medio de esta crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia Covid-19: en el mes de agosto fueron dadas de alta 92 mil 390 plazas laborales. Es decir, por vez primera desde la víspera del confinamiento en marzo, se lograron generar empleos.

Este dato pareciera indicarnos que gradualmente se ha comenzado a reencaminar la productividad luego del regreso a la llamada ‘nueva normalidad’, como quiere hacerlo ver el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Los datos, muestran una especie de ‘efecto rebote’, luego de la catastrófica caída de la economía en los últimos 5 meses, pues el empleo generado en agosto 2020 supera en 152% la cifra obtenida en agosto de 2019, cuando solo se produjeron 36 mil 631 puestos de trabajo. Sin embargo, los datos aún deben verse con tiento. Es necesario recordar que ya en 2019 la economía nacional iba en picada por las políticas económicas implementadas por el gobierno de México, que aplicó a raja tabla la disminución del gasto público y no cumplió con la ley del presupuesto, al ejecutar un subejercicio que llevó a una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de -0.3% el año pasado.

En cuanto al empleo, al hacerse los desagregados, donde se ha tenido un incremento notable de empleo es en Tabasco, primordialmente; estado que además es el que ha logrado una impresionante tasa de crecimiento de su PIB este año, valuada en 7.7 en el primer trimestre de 2020, último reporte dado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Tabasco, que a inicios de 2019 acumuló más de 15 trimestres negativos, este año va en el primer lugar nacional.

De acuerdo con los datos del IMSS, Tabasco y Baja California fueron los únicos dos estados que tuvieron una variación anual de puestos de trabajo positiva entre agosto 2020 y 2019, siendo de 2.1 para el caso del estado del sureste y de 1.2 para Baja California. El resto, 30 estados, tuvieron una variación negativa entre -0.1 (Chihuahua) y -24.4% (Quintana Roo).

Nuestro estado, Guanajuato, está en el tercio de estados más afectados, pues su variación negativa de creación de empleo es de -4.3%, entre agosto del 2019 y el mes pasado. Estamos esperando el dato específico sobre empleo de la entidad.

El contraste entre Tabasco y el resto se explica, porque el estado sureño, luego de tener una economía en picada por años, ha concentrado en los datos la inversión pública hecha por el gobierno de México para la construcción de la refinería de Dos Bocas, la apertura e instalación de empresas que están relacionadas con el proyecto y la contratación de trabajadores para esta obra, que durante la pandemia no se detuvo por orden presidencial. Tabasco fue colocado en una esfera ajena a la crisis internacional con la refinería del presidente. Habría que revisar si esta derrama tiene un efecto distributivo en la población y compensa la gran pobreza que acumula.

En el resto del país, las heridas de la pandemia siguen abiertas, de acuerdo con el último reporte sobre la actividad industrial en el país dado por el INEGI este fin de semana, en los siete primeros meses del año la actividad industrial cayó 13.7%, por la caída de la construcción (21.2%), la industria manufacturera (15.1%), la generación de electricidad (5.7%) y la minería (0.4%). No hay que olvidar que esta actividad industrial se dio luego de que en junio entrara en funciones la llamada ‘nueva normalidad’.

Más allá de las cifras que nos da el gobierno mexicano, endulzadas con la esperanza del residente del Palacio Nacional, mejor es hacer caso a las recomendaciones del Banco de México, que nos indica que la pandemia de Covid-19 aún está en proceso, tanto a nivel global como nacional, por lo que persiste un alto grado de incertidumbre para cualquier proyección de la actividad económica de México.

Para ello nos señala una serie de riesgos al afirmar que es incierta la duración de la pandemia, lo que, a su vez, implica incertidumbre sobre la duración y profundidad de las medidas de contención y de distanciamiento social que será necesario mantener o de sus repercusiones de mediano y largo plazo sobre la economía. Además, existen riesgos de brotes adicionales; y, se desconoce cuándo podría haber un tratamiento efectivo o vacuna disponible.

La buena noticia dada por Banxico es que la recuperación será más rápida para Guanajuato, porque se inscribe en una de las regiones donde las exportaciones son esenciales. Su dinámica de producción y comercio le permitirán alcanzar una recuperación más sensible, que en otros lugares dependientes a una economía meramente localista.
En su reporte de las economías regionales abril-junio de 2020, el Banco de México citó que la actividad económica cayó 19.3% en el norte y 16.6% en el sur en el segundo trimestre, en contraste con 15.2% del centro y 12.8 % del centro-norte. Guanajuato se ubica en la región centro.
Los datos se acumulan y hay que tener perspectiva, frente al discurso de los que gobiernan. Para ellos importan las elecciones de 2021.

Estamos en espera de que nos expliquen si en la caída del PIB, donde se asumen variables económicas, se ha incorporado la significancia de la vida de más de 70 mil personas muertas en la pandemia.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Héctor Andrade Chacón

Audacia

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Audacia

El ahogo económico derivado de la pandemia de Covid-19 ha ofrecido este jueves la presentación de sendos esfuerzos locales por apuntalar lo que ha ido quedando en los últimos meses en la planta productiva y a la vez proyectarla hacia mejores condiciones.

Mauricio Usabiaga Díaz Barriga, secretario de Desarrollo Económico Sustentable (SDES), lanzó el pial, quiere conformar un Clúster Minero en Guanajuato, desea desconcentrar el desarrollo industrial que, en los últimos años, se ha enfocado en el sector automotriz.

La idea no es mala, si se toma en cuenta que el sector minero-metalúrgico genera 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto del país. Y si bien el secretario Usabiaga puso el énfasis en la sustentabilidad ecológica y la protección a la salud y seguridad de los mineros, también debió ponderar el tema del momento en el rubro: mejores ingresos y condiciones laborales para los trabajadores que día a día bajan a las minas. Se quedó corto.

Esto ante dos factores: primero, el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) que incluye la obligación para mejoras salariales para los trabajadores a fin de emparejar los mercados laborales en las tres naciones, si olvidar las inspecciones que pueden hacer nuestros socios comerciales ante denuncias sobre violaciones las condiciones de trabajo; y segundo el perfil que está asumiendo el Gobierno de México en cuanto el tema minero. Pasta de Conchos es un símbolo de lo que piensan en cuanto al tema.

En Guanajuato las empresas mineras -las grandes son en su mayoría extranjeras- no tienen el mejor de los antecedentes en cuanto al trato a nuestros trabajadores. Es un nicho de oportunidad que redituaría mucho más al estado, que se compone de nuestra población.

El otro esfuerzo que nos entregó el día fue la decisión que asumió el sector zapatero para retomar la promoción de sus productos. Para ellos no hay otro camino, hay que arriesgar. Luego de no producirse 50 millones de pares de calzado desde marzo a la fecha, lo que representa una caída de 5 mil millones de pesos en los ingresos del sector, lo que se tradujo en cierre de empresas y desempleo, la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG) determinó realizar la 83ª. Feria de la Piel y el Calzado (SAPICA) de manera mixta, presencial y virtual en octubre próximo.

Formato presencial de bajo flujo, es el esquema que presentó el vicepresidente de SAPICA, Mauricio Battaglia Velázquez. La feria se celebrará del 6 al 8 de octubre en Polifórum León y buscarán amalgamar su formato tradicional con las reglas sanitarias que impone la pandemia de Covid-19. No se soslaya que posiblemente por ello en León haya prisa por tenerse un semáforo amarillo y no naranja, para abrir más el tránsito de personas.

Sin embargo, aunque es entendible la circunstancia, SAPICA hará lo que no se atrevió la Hannover Messe 2020, que se hará digital, repitiendo su presentación de marzo, donde hicieron la feria de manera presencial a pesar de que la pandemia ya estaba en México. Los riesgos deben ser muy medidos.

Continuar Leyendo

Héctor Andrade Chacón

Recuperación incierta

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Recuperación incierta

Los efectos de la crisis económica siguen presentándose de diversas formas, el “tocar fondo” es relativo, dependiendo de la actividad y diversos factores, contrario a la visión simplista desde la Presidencia de la República que cada mañana se afana en demostrar que las cosas ya caminan.

Este jueves el dato sobresaliente lo dio la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales que informó una caída de 3 por ciento interanual en agosto en sus afiliados, mientras las ventas totales en agosto que contemplan a las tiendas abiertas en los últimos 12 meses bajaron un 0.2% frente al mismo mes de 2019. Acumulan ya cinco meses en caída consecutiva.

ANTAD agrupa en el orden nacional a más de 62 mil establecimientos en todo el país, entre ellos grandes supermercados como Chedraui, La Comer o Soriana, resulta en sus números un termómetro de los efectos de la economía entre la población, pues son minoristas.

Los primeros meses de la crisis resultaron duros para las tiendas, porque muchas de ellas tuvieron que cerrar en el confinamiento, pero ya en la “nueva normalidad”, desde junio, sus números negativos indican que el consumo básico sigue siendo restringido, esto debido a la disminución de ingresos en los hogares a consecuencia del desempleo, primordialmente}; los impactos han ido disminuyendo, se espera que apenas en septiembre el consumo genere un balance favorable, aunque mínimo.

Las ventas totales presentaron un derrumbe de 20 por ciento en abril, desacelerado su tendencia negativa a 16.2 por ciento en mayo, 15.3 por ciento en junio, 6.5 por ciento en julio y 0.2 por ciento menos en agosto. Septiembre, de mantenerse la tendencia, pudiera ser el mes del inicio de la recuperación, aunque frágil.

Otro de los sectores que no ha podido recuperar terreno y que tardará en reaccionar es el turístico. De acuerdo con el informe presentado por el INEGI, en julio, mes fundamental para los prestadores de servicios pues son la época de vacaciones de verano, presentó una caída en sus ingresos de 77.4 por ciento. Al igual que las tiendas minoristas, desde el confinamiento el sector ha presentado meses consecutivos de caída, en este caso de cuatro,

El número de visitantes se redujo 65.3 por ciento, respecto a 2019; además el gasto total se redujo 77.4 por ciento y el gasto medio de cada turista lo hizo 34.8 por ciento. Una parte de la explicación de la fuerte caída es que prácticamente dos terceras partes del turismo extranjero ya no llegó a México, sobre todo los que llegan por vía aérea, donde la derrama de recursos disminuyó en 81.4 por ciento.

Las respuestas en las tiendas las vemos con las ventas de liquidación que hay en muchas de ellas y, sin embargo, siguen sin compradores. Si cuenta usted con recursos excedentes, sería una buena oportunidad para realizar compras en las tiendas de autoservicio.

En cuanto al turismo, este tema es fundamental para varias ciudades de la entidad. La campaña de imagen que está generando el Gobierno del Estado “Guanajuato, Vive grandes historias” sólo puede resultar exitosa si hoteleros, restauranteros y propietarios de otros puntos de entretenimiento hacen el eco con una oferta realmente atractiva al público, añadiendo, además, garantías de sanidad para los visitantes.

Continuar Leyendo

Héctor Andrade Chacón

Obcecación presidencial

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Obcecación presidencial

Nada nuevo bajo el sol. El presidente de la República ha dispuesto seguir en 2021 con su misma fórmula para encarar la grave crisis económica que sufrimos los mexicanos: recursos limitados para infraestructura; mínimo apoyo al sector productivo; restricción al gasto público salvo a sus proyectos insignia: refinería de Dos Bocas, aeropuerto Santa Lucía y Tren Maya y sus programas sociales para una cada vez más grande franja de pobres, víctimas del derrumbe económico por la pandemia de Covid-19.

Andrés Manuel López Obrador envío a la Cámara de Diputados su Paquete Económico 2021, amarrado a su voluntarismo y no a lo que pasa en la sociedad o lo que visualizan sus propios expertos. Verá usted, los Criterios Generales de Política Económica presentados junto al paquete y base de la que surge el proyecto de gastos e ingresos federales, precisa que la contracción económica será de, al menos, -8.8%, la peor desde 1932, pero que contradice el pronóstico del propio titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, dado hace apenas unos días, aceptaba que la caída pudiera ser superior al -10%. Además, los ingresos federales serán menores a los de 2019 y se apostará a que haya venta de petróleo, a 42 dólares el barril.

En este escenario, resalta que solo se aplicarán 132 mil millones de pesos para infraestructura federal, llevándose la mayoría de los recursos los proyectos carreteros. Un presupuesto mínimo. Con estas cifras, los gobiernos de las entidades federativas estarán sufriendo, porque apenas y saldrán con un presupuesto ajustado e igual al de 2020, si bien les va.

Para Guanajuato, la prioridad era sacar recursos para infraestructura. De ahí que la reacción inmediata haya venido desde la diputación panista en voz de Éctor Jaime Ramírez Barba, afirmando que el gobierno federal propone canalizar a Guanajuato 97 millones 449.8 de pesos, lo que representa una disminución de -1.8%, respecto del año 2020.

La revisión de los números deberá hacerse a fondo, pero también debe hacerse un ejercicio de honestidad entre las representaciones políticas, porque los ciudadanos esperan saber cómo viene la cosa para ir tomando previsiones. Guanajuato, a pesar de los recortes federales, en términos reales fue de los pocos estados que sí recibió mayor presupuesto estos dos primeros años del sexenio, así haya sido mínimo ese incremento.

Más allá de esto, tomando entonces como base que la economía toque fondo en -8.8%, estiman que el crecimiento será en 2021 de 4.6%, es decir, se apuesta al efecto rebote y aquí si hay cercanía a lo expresado por otras instancias, siempre y cuando haya condiciones para la reactivación de la producción y el comercio. La advertencia de la SHCP es que este pronóstico está atado a que haya vacuna a principios de 2021. La mala noticia, casi paralela a la entrega del paquete, es que en la vacuna de AstraZeneca donde está involucrada la Fundación Slim, hubo efectos negativos en una de las pruebas y se detuvo todo el proceso. Además, otras farmacéuticas avisaron que no es posible tener la vacuna contra la Covid-19 en un corto plazo, se lleva tiempo en probarla y hacerla segura.

El rebote, el que sea, será sobre lo perdido. Para retornar a las cifras de 2018, último año que crecimos, esto llevará el sexenio si no se rompe el molde de AMLO.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario