Redacción

Guanajuato.- Durante el semáforo rojo de salud en el estado, el trabajo de la Dirección de Fiscalización y Control se triplicó para evitar que se realizaran eventos masivos sin permiso.

Así lo dio a conocer Gustavo Bück, titular de la dependencia, quien señaló que desde el 25 de diciembre que el estado entró en el semáforo rojo de salud, debido a la escalada en contagios de covid, el trabajo que hace la dependencia se disparó.

Señaló que durante casi mes y medio, se detectaron y clausuraron cerca de 60 eventos sociales sin permiso.

Esto representa el triple del trabajo que hace normalmente la dependencia.

“Al prohibirse bailes, se dispara la operatividad, se dispara el trabajo, te puedo decir que se triplicó el trabajo en área operativa”.

Afirmó que diciembre y enero fueron los meses más complicados para la dependencia, desde que inició la pandemia.

Sostuvo que se apoyaron con distintas dependencias de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y del municipio para atender todos los reportes que se recibieron.

Explicó que desde noviembre y hasta el cambio en el semáforo, la dirección de Fiscalización no ha dado ningún permiso para realizar eventos sociales y con el avance a la etapa naranja, solo los espacios que cuenten con el distintivo “Guanajuato Sano” recibirán la autorización para sus eventos.

“Desde noviembre no hemos entregado ningún permiso, ahora se permiten 100 personas en eventos sociales, pero para que entreguemos un permiso, es  necesario que el establecimiento cuente con el distintivo Guanajuato Sano, si no lo tiene, no lo vamos a dar”

El funcionario reconoció que la dependencia que encabeza necesita más personal operativo para atender los reportes, pero la economía del municipio no lo permite.

Te podría interesar:

SZ