Foto: Cuca Domínguez

Cuca Domínguez

Salamanca.- Desde el inicio de la pandemia, a la fecha, por lo menos el 95% de los planteles educativos en el estado han sido vandalizados y robados, aseguró el dirigente del Movimiento de Bases Magisteriales en el estado, adherido a la CNTE, Vicente Díaz Quiñones.

Destacó que, sin embargo, sólo un 5% denuncia porque lo sustraído tiene que estar en el inventario, por ejemplo, el robo del cableado eléctrico no se reporta porque ese no está en el inventario, aunque el daño sea grave a diferencia de equipos de cómputo u otros que si están en listados en el inventario.

Reportó Díaz Quiñones que los planteles educativos en el estado registran una grave daño por el abandono en el que se les dejó a causa de la pandemia del Covid-19, porque ni personal de intendencia o administrativo han regresado a las instalaciones como medida para evitar el contagio de este virus.

Por ello, ante esta situación, se debería de considerar el regreso en guardias de personal administrativo y de intendencia para tener un reporte de las condiciones de los planteles.

“Antes, incluso durante clases, se registraban robos. Ahora que en más de un año los planteles se han quedado solos, más del 95% han sido vandalizados o robados y esto incluye desde un vidrio quebrado hasta el robo de equipo de cómputo, red de instalación eléctrica y robo de herrería”, precisó.

El caso de la 18 de Marzo

Un plantel que ha sido robado en varias ocasiones es la secundaria 18 de Marzo, en Salamanca, que en esta ocasión reporta el robo de los talleres. Sacaron el cableado de alta tensión, dejando sin electricidad las instalaciones.

Además, se reporta que dañaron la conexión del transformador, rompieron el termo switch, se llevaron computadoras, bocinas y otras herramientas necesarias para la operación de este plantel.

Los padres de familia reportaron que esta situación es inaudita porque se supone que es un plantel seguro y casi en la zona centro, por donde se supone hay vigilancia continua, pero parece que nada detiene a los delincuentes que han dejado sin electricidad a esta secundaria.

ndr