Redacción

Ciudad de México.- Pese a que fue cancelado a inicios del presente sexenio, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) de Texcoco, se llevó el Premio RFT (Rethinking The Future) de Arquitectura, Construcción y Diseño 2021.

El proyecto fallido de Fernando Romero y Norman Foster, cuyas obras están en proceso de desmantelamiento, ganó en la categoría “transporte”. Se trata de uno de los 48 premiados este año, de entre mil 400 postulados de 50 distintos países.

La descripción apunta que “como inversión necesaria e importante para el futuro del país”, el AICM “es una terminal única que está diseñada para minimizar costos y maximizar la experiencia”.

Hoy el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que esta obra habría costado más de 300 mil millones de pesos, por lo que “El mejor negocio público que hemos hecho fue el no construir el aeropuerto de Texcoco”, aseguró.

Los organizadores señalaron que el objetivo del NAIM era revolucionar el diseño de los aeropuertos y la experiencia de viajar, “creando un edificio e infraestructura que no sólo funcionará durante el siglo XXI, sino que también se manifestará en un ícono para el país de México durante el resto del tiempo”.

Pero sobre todo, el de “proporcionar una experiencia hermosa, edificante y memorable para personas de todo el mundo. Con el tiempo, no solo atraerá a más visitantes y usuarios, sino que también servirá como catalizador para el desarrollo y la regeneración, transformando vidas, la economía y el paisaje”.

“Los colores intensos, característicos de la cultura mexicana, se filtran en los componentes funcionales de la membrana inteligente de la piel / fachada del edificio. El símbolo mesoamericano del sol se evoca dentro de la sala central abovedada luminosa. Desde la vista inicial desde el cielo y el automóvil hasta el impresionante momento de entrar, la arquitectura une el cuerpo y el espíritu, la Ciudad de México y los viajes, la tecnología y la historia, en una estructura liviana unificada que evoca la emoción de viajar”, señalaron en la descripción del sitio de premiación entre una serie de imágenes que resaltan la estética del proyecto.

También apuntaron que se trata de un edificio que “es una membrana continua, casi aerodinámica, que permite que cada visitante fluya de manera rápida y eficiente. La estructura está compuesta de materiales ligeros locales y está sistematizada para un período de construcción de 4 años, además de ser ideal para que las condiciones del suelo minimicen el impacto ambiental”.

El jurado estuvo compuesto por académicos, miembros destacados de la prensa, emprendedores y profesionales del diseño creativo.

Polémica cancelación

Fue en octubre de 2018 cuando, tras una polémica consulta popular, López Obrador canceló las obras del NAIM, el cual había sido el proyecto emblema de su predecesor, Enrique Peña Nieto.

El nuevo presidente sostuvo que el proyecto estaba plagado de corrupción y que el costo para el erario sería enorme, por lo que negoció una indemnización con una de las empresas afectadas.

Tras la cancelación de este proyecto, se planteó el desarrollo del Aeropuerto Felipe Ángeles, que hoy se encuentra a cargo del Ejército mexicano, el cual también será el beneficiario de las ganancias obtenidas de su operación.

El NAIM dio nuevamente de qué hablar luego de que la Auditoria Superior de la Federación (ASF) afirmara que su liquidación costaría 331 mil 996 millones de pesos, un 232 por ciento más a lo previsto por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Esta auditoría generó a su vez el reclamo del mandatario federal que acusó que las cifras estaban infladas, por lo que posteriormente, en medio de críticas, la ASF reconoció que había errores y que el costo sería menor.

*Con información de Sin embargo

LC