Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, batallaba ayer contra la revelación del diario ‘The New York Times’ sobre su situación fiscal en la víspera del primer debate de la campaña presidencial con su rival demócrata, Joe Biden, en el que el mandatario debe imponerse si quiere recuperar terreno en las encuestas.

La cifra de 750 dólares –que es la cantidad de dinero que pagó el mandatario en impuestos en 2016- marcó a la opinión pública.

Esta exclusiva cayó como una bomba cuando faltan 36 días para las elecciones, una información que Trump se negó a hacer pública.

La posición del presidente va en contra de la tradición de todos sus predecesores desde 1970.

El mandatario republicano reaccionó a esta publicación el domingo en una conferencia de prensa especialmente desarticulada, en la que mostró su frustración e inquietud ante la cercanía de las elecciones.

Si Trump pierde el 3 de noviembre se convertiría en el primer presidente en ejercer un sólo mandato en Estados Unidos desde el republicano George H. W. Bush, que perdió frente a Bill Clinton en 1992. Además de los cuestionamientos sobre la fiscalidad de sus empresas, el artículo destacó que sus negocios tienen deudas abultadas, lo que lastra la imagen de Trump como un hombre de negocios exitoso.

“Sus finanzas están bajo presión, con pérdidas operacionales y cientos de millones de dólares en deudas que deben pagarse y por las cuales él es el garante personal”, indicó ‘The New York Times’.

Trump desestimó esta afirmación en Twitter y afirmó que tiene pocas deudas en relación al valor de los activos que posee y reiteró su negativa a publicar las cifras.

Biden conserva ventaja

Un factor que complica al mandatario es la constante ventaja que sostiene su adversario demócrata.

Según la última encuesta de Washington Post-ABC, el exvicepresidente de Barack Obama, cuenta con una ventaja 10 puntos a nivel nacional (53% contra 43%), un porcentaje que se ha mantenido sin cambios desde agosto, antes de las convenciones de los partidos.

En los estados claves para llegar a la Casa Blanca, la ventaja es menor, pero Biden está bien posicionado, especialmente en Wisconsin, donde Trump se impuso en 2016. Trump tiene prevista una conferencia de prensa en los jardines de la Casa Blanca para hablar del coronavirus, un tema sobre el cual ha mantenido un perfil bajo desde que se confirmaran más de 200 mil muertes.

El candidato demócrata, por su parte, no tiene prevista ninguna aparición.