Jazmín Castro 

León.- Para algunas familias el regreso a clases los pone a temblar ante la falta de dinero, tal es el caso de Hermelinda Suárez, abuela y único sustento de unos cuates que el próximo mes cumplirán 12 años de edad.

La señora cuenta que Luis Eduardo y Leonardo Gael Lemus Suárez, están a su cargo desde los cuatro años, pues su hija Olga Lemus, falleció a los 33 años de edad, por problemas de salud: pancreatitis y cirrosis fueron los padecimientos que se complicaron en menos de 15 días. Creyeron que era algo pasajero, pero la mujer quedó en cama y siete meses después perdió la vida.

En su momento, también el padre de los dos niños murió, aunque nunca vio por ellos, por lo que siempre estuvieron con su abuela.

Sin embargo, el camino para su abuelita Hermelinda no ha sido fácil. Con la ayuda de sus vecinos, conocidos, además vendiendo ropa de segunda mano ha logrado llevarles un ‘taquito a la mesa’.

La pandemia le presentó diversos retos para que los ‘cuates’ terminaran sus estudios de primaria y para la secundaria esta vez acudió a la escuela Anexa de León, pero la inscripción tiene un costo de 600 pesos por niño y asegura que no está a su alcance.

“Llegué a la casa y esa noche no pude dormir, pensaba y pensaba cómo le iba hacer para pagar ese dinero, pero no puedo, rento, pago servicios, necesidades de los niños y comida…no puedo. Pensé que ya no vayan y ya. Pero no puedo dejarlos sin escuela”, contó.

Mientras que su abuelita explica la situación que padece, Luis Eduardo, comenta que quiere ir a la escuela y tener amigos, ya no quiere estar encerrado.

Por lo que la señora Hermelinda, busca el apoyo de la población para que sus nietos ingresen a la secundaria, tiene fe, pero pide ayuda para que sus niños puedan contar con sus útiles y su uniforme. Pues entre más crecen reconoce más sus necesidades, pero también sus limitaciones.

También lee: Padres sufren para pagar cuotas escolares; piden hasta 600 pesos en León

LC