Onofre Lujano

Acámbaro.- Don Ernesto Bautista Serna, quien radica en la Colonia Luis Echeverría, a las faldas del cerro del Toro (una de las más marginadas del municipio), es un pintor que muestra su arte en San Miguel de Allende o Acámbaro, en busca del sustento para su familia, pero principalmente para ayudar a su hija tiene una insuficiencia renal.

A un lado de su caballete tiene sus alcancías para reunir fondos que le ayuden a comprar la medicina de su primogénita, mientras también vende sus cuadros llenos de colorido y amor por el arte.

Circunstancias difíciles

El hombre de 74 años de edad platicó sobre la enfermedad de su hija Clara Elena, que padece del riñón y por esta circunstancia se las han visto muy difíciles, pues requiere la medicina de por vida, ya salió de su primera etapa y ahora entra a la segunda donde hay que proveerle el medicamento.

“Ojalá y la gente sepa de mi problema y nos ayude, luego me encuentro gente bondadosa que me regala la medicina para mi muchacha que es Tracolemux y el ácido (…) se me puso difícil el problema porque la gente aprecia muy poco el arte y la economía esta difícil para que compren un cuadro”, comentó.

Don Ernesto dijo que parte de lo que gana lo emplea en ayudar a su hija, quien estudió Educación en Preescolar, pero lo que atrasa a Clara Elena es que no le han dado su plaza de maestra y solo ha cubierto interinatos, “por eso pongo mis botecitos para que la gente nos ayude”, dijo el acambarense.

El pintor señaló que he estado pintando en calles como el Andador Juárez y la avenida Morelos, entre otros espacios que le prestan por unas horas para ofrecer su trabajo, “en otros municipios la cosa actualmente esta pareja; no hay ventas por la baja economía (…) y ya solo llevo pura cuchara en miniatura y me planto a pintar”, platicó.

Don Ernesto espera que la gente lo apoye comprando sus cuadros cuando lo vean en ciudades como San Miguel de Allende, Guanajuato o Celaya, donde tiene más posibilidades de vender su arte.

EZM