Nayeli García

Irapuato.- El director de Obras Públicas, Jonathan Muñoz Angulo aseguró que las sanciones a empresas constructoras han disminuido en los últimos cinco años, pues, aunque antes se tenían sanciones de dos o tres millones, ahora por lo mucho son 150 mil pesos observados.

“La sanción no significa que la obra está mal, sino que hubo retrasos en los plazos de termino y se les tiene que sancionar”, señaló el director, quien recordó que en este momento no se tiene ninguna obra abandonada por los constructores, como antes sí había.

Cuestionado al respecto, compartió que se han cumplido los plazos y se les da seguimiento a los trabajos del Plan de obra municipal para evitar observaciones, y actualmente se tiene entre cuatro a cinco empresas sancionadas porque estaban retrasadas.