Óscar Jiménez

León.- Este domingo comenzó la regulación de precios máximos del gas licuado de petróleo (LP) en México, donde bajo un nuevo esquema de manera semanal se estarán actualizando los topes en los diferentes estados del país.

Particularmente, Guanajuato ha comenzado los nuevos registros con costos que orbitan entre los 22 pesos por kilogramo y 12 pesos por litro.

El ajuste significa una reducción de un peso con 40 centavos por kilogramo, al menos para los cilindros, ya que durante la primera semana de julio el costo más alto en tanques era de hasta 750 pesos por 30 kilogramos. Esto significaba un precio de 23.7 pesos por kilo, al menos en el servicio ofertado en la ciudad de León, que ahora, tendrá como precio máximo 22.29 pesos por kilo.

A final de cuentas, la cifra supondrá un ahorro de poco más de 42 pesos por cilindro, a comparación de lo que se pagaba en el último mes.

Varían precios por municipios

Este nuevo mecanismo, regido por el Gobierno Federal, se ha proclamado con la intención que ningún proveedor del servicio rebase los costos semanales a rectificar por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), dependiendo, incluso, de las alcaldías en los estados.

En esta primera ocasión, que comprende la semana del 1 al 7 de agosto, la Comisión Reguladora ha confirmado que en Guanajuato los menores costos se mantienen en Manuel Doblado, Guanajuato, León, Purísima del Rincón, Romita, San Francisco del Rincón y Silao, donde se confirmaron 22.29 pesos por cada kilogramo en cilindros y 12.04 pesos por litro para tanque estacionario.

Por esta condición, ningún ciudadano está obligado a pagar más de estas cantidades a empresas proveedoras por tener el servicio del gas licuado de petróleo. Tal como lo establece el Acuerdo Número A/024/2021 de la CRE que marca las bases para las ventas de las diferentes marcas que ofertan el servicio en el país.

“Respecto al consumo de Gas LP de las viviendas en México, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Consumo de Energéticos en Viviendas Particulares 2018 (ENCEVI 2018) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se estima que el 79% de las viviendas en México utiliza Gas LP como principal combustible para la cocción de alimentos”, se señala en el acuerdo.

Más información: Entra en vigor el tope a las tarifas del gas LP en todo México

De esta manera, los municipios de Abasolo, Cuerámaro, Huanímaro, Irapuato, Pénjamo, Pueblo Nuevo y Salamanca, mantendrán 22.42 pesos por kilogramo y 12.11 pesos por litro.  Mientras que, Cortazar, Jaral del Progreso, Moroleón, Juventino Rosas, Uriangato, Valle de Santiago, Villagrán y Yuriria no deberán pagar más del top de 22.46 y 12.13 pesos por kilogramo y litro, respectivamente.

Para Acámbaro, los Apaseo, Celaya, Comonfort, Coroneo, Jerécuaro, Salvatierra, Santiago Maravatío, Tarandacuao y Tarimoro, el primer listado de regulación estableció un tope de 22.23 pesos por kilogramo y 12.00 pesos por litro.

Los 23.38 pesos por kilo y 12.63 por litro, serán a su vez el tope para San Miguel de Allende, Atarjea, Doctor Mora, Dolores Hidalgo, San Diego de la Unión, San José Iturbide, San Luis de la Paz, Santa Catarina, Tierra Blanca, Victoria y Xichú.

Finalmente, las secciones divididas para Guanajuato cierran con los precios establecidos para Ocampo y San Felipe, con máximos de 24.26 y 13.10 pesos, como las zonas más ‘costosas’ de la entidad en relación al servicio del gas LP.

En total, el Gobierno Federal estableció 145 ‘regiones’ de precios en el país, que se establecen por alcaldías y cuyos costos van desde lo que ronda los 21 pesos por kilogramo en zonas de estados como Veracruz, Chiapas, entre otros. O bien, desde los 10 pesos por litro que se han marcado inicialmente en Tijuana y Playas de Rosarito, en Baja California. Hasta los más de 27 y 15 pesos en zonas del estado de Durango y que se estarán actualizando durante cada periodo semanal.

ac