Foto: Especial

Lourdes Vásquez

Guanajuato.- Dado que la propuesta de reforma a la Ley de Hacienda del Estado, presentada por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, y que establece un incremento en el Impuesto sobre las Nóminas para quedar en 3%, pretende entrar en vigor en el año 2022, el diputado del PRI José Huerta Aboytes manifestó que el tema le corresponde a la siguiente legislatura y no a ésta a la que “le ha tocado bailar con la más fea”.

Este miércoles se analizó en la mesa de trabajo de las Comisiones Unidas de Hacienda y Fiscalización y de Gobernación y Puntos Constitucionales que la tasa del Impuesto sobre la Nómina, actualmente en 2.3%, podría incrementarse al 3% para el año 2022… pero por la lejanía temporal de esta disposición, el diputado priista manifestó su inconformidad como “hacerle la chamba a otros”.

“No estamos de acuerdo en subrogarnos, pues no subrogarnos, pero finalmente (es) estar legislando y haciéndole la chamba a otros que la pueden hacer en tiempo y forma. Si finalmente va para el 1 de enero del 2022, no tendría objeto que nosotros lo tratáramos”, manifestó Huerta Aboytes al cuestionar el por qué se pretende incluir esta modificación de la tasa actual desde ahora en la Ley de Hacienda, si ésta no impactará en los ingresos del Estado del próximo año.

“Es para fortalecer finanzas”

Al respecto, el subsecretario de Finanzas e Inversión, Edmundo Alain Soto Torres, manifestó que la intención es fortalecer las finanzas del Estado y tener una mayor fuente de ingresos a partir del año 2022. Esto, a fin de permitir que el sector empresarial pueda recuperarse durante el próximo año en virtud de que, aún durante el 2021, se resentirán las afectaciones económicas provocadas por la pandemia del Covid-19. 

Asimismo, Soto señaló que legislar sobre la materia enviará un buen mensaje a las calificadoras financieras respecto a que el Estado está proyectando fuentes de ingresos adicionales a largo plazo; pero Huerta insistió en que jurídica y legislativamente no es convincente el argumento.

Pese a esta y otras observaciones hechas, la presidenta de las Comisiones Unidas, Alejandra Gutiérrez Campos, instruyó la elaboración de un dictamen positivo que será analizado en una posterior reunión.

NDR