Gilberto Navarro

Guanajuato.- La directora de Salud, Minette Rodríguez, informó que llevó el caso de violencia laboral al Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG), para determinar si se puede configurar violencia política. Además, afirmó que esta situación la ha estado viviendo desde el 2018 y no es la única que ha sufrido de estas conductas en la dirección.

Esto al referirse a la denuncia por violencia laboral que interpuso ante los órganos internos de la administración municipal en contra de Marco Campos Briones, Director General de Desarrollo Social y Humano, quien es su superior jerárquico.

En este sentido, señaló que pidió al IEEG que conociera del caso para determinar si las conductas pueden considerarse como violencia política.

“Tuve acercamiento también con el instituto electoral, ahí se dictaminó si procedía como violencia política o no, no puedo hablar mucho sobre el caso, porque si me pidieron que ellos harán sus investigaciones para ver que procede y en que instancia procede cada una de las denuncias que se pusieron”

Añadió que, desde el 2018 se habían estado presentando situaciones en el ámbito laboral, que después se dio cuenta que no eran normales y por esto decidió presentar la denuncia, ya casi al término de la administración.

De la misma manera, sostuvo que no es la primera empleada que sufre de presunta violencia en el ámbito laboral dentro de la dirección que encabeza Campos Briones y su intención no es revanchista, sino frenar estas prácticas.

“Fueron varias circunstancias, no fue un hecho aislado y yo digo que si ya tuvimos una mediación, no fui la única que ha interpuesto este tipo de denuncias en este ámbito laboral, ya nos falta bien poquito (para que acabe la administración), queremos llevárnosla mejor, hubo un hecho violento que fue la gotita que yo dije ya es suficiente, la finalidad es dejar un precedente porque se que somos varias las mujeres en específico (que han sufrido estas conductas).