Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Por unanimidad, los diputados locales aprobaron reformas a la Constitución del Estado para incluir la figura de revocación de mandato del gobernador.

Esto luego de las iniciativas presentadas en su momento por los Grupos Parlamentarios del PRI y de Morena, con las que se busca que la sociedad organizada pueda pedirle al titular del ejecutivo estatal que deje el cargo por no haber cumplido con su mandato. 

La aprobación del dictamen se dio a un año y medio de que fue publicado el decreto federal por el que se reformó la Constitución Federal en la que se establecía que los estados debían adecuar sus normas en los siguientes 18 meses; pero en el caso de Guanajuato, esto no ocurrió y el plazo feneció en junio del 2021, por lo que hubo una omisión legislativa como lo consignó Correo.

Durante la sesión del pleno correspondiente al segundo periodo extraordinario de sesiones del Congreso local, el diputado del PRI, José Huerta Aboytes señaló que, a diferencia de la reforma federal, la reforma en Guanajuato, “será una normal general, impersonal y abstracta, sin etiquetas particulares, sin intensión alguna y sin dedicatoria especial para nadie”.

Mientras que la que se planteó a nivel federal sí tiene dedicatoria y está desnaturalizada, “pues en lugar de haberla propuesto con la saludable idea de defenestrar a un mal gobernante, lo hicieron con el propósito y electorero propósito de dizque ratificar y sacralizar al gobernante de turno”; esto en virtud de que dicha reforma se alentó desde la sede del poder, mientras que en Guanajuato será la ciudadanía organizada la que lo promueva.

Por su parte, la diputada de Morena, Magdalena Rosales Cruz manifestó que al quedar plasmada la revocación de mandato en la Constitución local habrá un mecanismo para inhibir las tendencias del abuso del poder y la arbitrariedad, así como una evaluación continua de la ciudadanía hacia el gobernador.

Dijo que estas herramientas de participación política favorecerán a la organización popular, pues habrá un acceso libre e igualitario en la toma de decisiones públicas.

En tanto, el diputado morenista, Enrique Alba Martínez, también resaltó que la figura de revocación de mandato permitirá que los ciudadanos puedan ejercer legítimamente el poder en caso de hartazgo.

“Como en el caso de las autoridades estatales en actos de corrupción, que hacen un descarado despilfarro del recurso público y que han llevado al Estado de Guanajuato a una imparable ola de violencia en la que actualmente nos encontramos”. Ambos manifestaron que se seguirá impulsando la democracia participativa.

LC