Redacción

Dolores Hidalgo.- Ante la sequía que ha afectado diferentes zonas del municipio, personas de este poblado esperan las lluvias para almacenar el vital líquido, pues la poca agua con la que cuentan en pozos y manantiales, ya se encuentra muy contaminada con metales pesados.

De acuerdo con el delegado de la comunidad, José Abad Márquez Camacho, la mayor preocupación de las personas de Santa Bárbara y varias rancherías aledañas es la apertura de una mina a cielo abierto en la comunidad San Antón.

Y es que, con anterioridad, personal de la empresa de capital canadiense, aseguraron que únicamente tenían permiso para una concesión de agua, no obstante, el equipo de abogados que asesora a esta comunidad y varias más, informó que en realidad eran 8 los permisos para la sustracción de agua, y no una como les querían hacer creer.

Ante dicho panorama, pobladores temen un saqueo desmedido de agua para la operación de la mina a cielo abierto. Aunado a esto, es inminente la contaminación de ríos, lagos, presas y mantos acuíferos, con metales pesados y residuos generados por la industria.

Por su parte, Magdalena Rosales Cruz, diputada local de Morena, se dijo preocupada respecto al uso del agua por parte de las empresas mineras en municipios donde hay más carencia del líquido, y en donde la sequía golpea de manera muy preocupante a la población.

Situación de carencia

Explicó que la entrega de tinacos se debe a que el agua con la que cuentan las familias de Santa Bárbara es poca y no es de calidad para consumo humano. El objetivo que se busca con esta acción, es que las familias capten agua de lluvia para asegurar que todas las actividades que requieren del vital líquido dentro del hogar se lleven a cabo. 

“Es lamentable la situación de carencia de agua cada vez mayor en nuestro estado y en todo el país, por lo que tienen que existir políticas para dar un equilibrio al uso del agua que es un derecho humano”, expresó Rosales Cruz.

Así mismo, señaló también que es importante el desarrollo industrial, pero no a costa de la vida de las personas, toda vez que en lugares donde hay carencia de agua para consumo humano se van incrementando las cifras de enfermos con insuficiencia renal, situación que representa además un alto costo para el sector salud.

Adelantó que en lo que resta de la legislatura el proyecto continuará, toda vez que la necesidad de captación de agua de lluvia, es vital para la gente de las comunidades de Dolores Hidalgo al tener serios problemas de contaminación en cuanto el agua para consumo humano.

La diputada morenista aclaró que el recurso con el que se adquirieron y entregaron los tinacos proviene de la partida de apoyo social que los diputados reciben para llevar a cabo estas acciones.

“Esto es un regalo del pueblo de México porque esto se compra con los impuestos de todos los mexicanos, no es de mi bolsillo (…) Yo hago el trabajo de entregar estos tinacos, pero el recurso proviene de los impuestos de todas y todos los mexicanos que trabajan y pagan impuestos”, finalizó la morenista.

ndr