Dionysos le pone el toque francés al FIC

0
COMPARTIR

 

 

Con un ambiente único, la agrupación ‘prendió’ a los miles de asistentes a la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas

 

Publicidad

Patricio Serna

Guanajuato.- Con éxito rotundo se presentó Francia, el país invitado en esta edición del Festival Internacional Cervantino en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas con la presencia del grupo de rock Dionysos.

Desde una hora antes para que iniciara el evento, una gran fila de personas ya esperaba entrar a la explanada para poder ubicarse en el mejor lugar posible y ser testigos del concierto de apertura del  ‘La Fiesta del Espíritu’, en una noche única en la capital guanajuatense tanto para los asistentes como para la agrupación.

Te podría interesar:  Interpretan a los grandes del Rock

El momento emotivo de la noche se vivió al inicio del concierto, cuando en un acto de respeto, toda la concurrencia se puso de pie para guardar un minuto de silencio en memoria de las víctima de los sismos del 7 y 19 de septiembre, de igual forma y debido al duelo que vive el país, no se realizó el espectáculo de fuegos pirotécnicos.

Comienza la fiesta

La agrupación salió al escenario bajo una luz tenue para interpretar una música  sombría que dejó estático al público, donde Mathias Malzieu, vocalista de la agrupación  apareció en la parte superior de las escalinatas de la Alhóndiga con un megáfono provocando que la gente enloqueciera durante su recorrido hasta el escenario, donde la fiesta comenzó.

Malzieu y Elisabeth Maistre sacudieron el escenario con sus voces además de un baile que no cesaron durante todo el espectáculo, haciendo también partícipe a la audiencia, quienes a pesar de la barrera lingüística lograron corear fragmentos de canciones mientras los miembros impresionados escuchaban la vi de Guanajuato.

Dionysos es una banda de pop rock con un sonido excéntrico y peculiar,  el cual logran con ayuda de instrumentos no muy comunes en este género musical, tales como el violín , el banjo, ukelele y un theremín, los cuales daban momentos la sensación de estar en una película de terror clásica.

La sorpresa

Al acabar su concierto se pusieron a tocar a un costado de la Alhóndiga el tema de ‘Cielito Lindo’, usando solamente una guitarra, pandero y banjo, lo que generó una gran emoción entre los miles de presentes.