Nayeli García

Irapuato.- El fundador de la ‘Ciudad de los Niños’ en Salamanca, Pedro Gutiérrez Farías nunca fue investigado por la Diócesis de Irapuato por los delitos de los que fue acusado en el 2017, en donde se presumía había violentado a varios de niños que estaban bajo su resguardo.

Ante su muerte, el obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz explicó que por parte de la Iglesia no se abrió ningún tipo de investigación en contra del sacerdote, pues en su momento se pidió a las víctimas que se decían víctimas de algún delito que se acercarán a la Diócesis para conocer las acusaciones y nunca se presentó nadie.

“La Comisión Nacional de Derechos humanos pidió a diferentes dependencias del gobierno que se investigará bien, pero hasta ahí, ya no volvieron a decirle nada al padre Pedro, luego de que el año pasado sus abogados dijeron que no habían detectado ninguna responsabilidad”, compartió.

El obispo indicó que canónicamente nunca se inició ningún procedimiento pero se tenían ciertas restricciones, como se determinan ante cualquier situación de éstas, como medidas cautelares como llamamos ante la presunción de inocencia o presunción de culpabilidad, explicó.

También lee:

LC