Nayeli García

Irapuato.- El DIF municipal podrá intervenir para atender a los niños que fueron atacados a puñaladas por su mamá en la colonia San Miguelito, comentó el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, quien cuestionó “¿qué traería esta señora por dentro?”.

El presidente municipal consideró que sobre este hecho es muy difícil opinar, pues de manera superficial, es un hecho condenable y por otro se piensa ¿qué habrá ocasionado está situación?.

En los reportes que le brindaron al alcalde se informó que la bebé aún se encuentran muy delicada y el resto de los heridos ya están en recuperación. Además señaló que, peese a las acciones legales que se vayan a establecer en contra de la madre, identificada como Adriana, lo principal en ese momento fue salvar la vida de todos.

Comentó que una vez que la Fiscalía General del Estado (FGE) defina la situación de la madre y de los menores, el Municipio podría intervenir a través del DIF municipal para hacerse cargo de los niños, pues la fiscalía no tiene recursos para cuidar de ellos.

Ya sea que se entreguen para resguardo o bien se ubiquen en hogares de sus familiares, de ser así también a través del Centro de Atención a Víctimas se puede dar apoyo psicológico y de otros tipos a las víctimas.

Ricardo Ortiz aseguró que existe todo un protocolo definido para la atención de menores que han sido víctimas de hechos violentos, en donde se intervienen hasta donde las autoridades competentes señalan y requieren.

¿Qué ocurrió en San Miguelito?

La noche de ayer, 30 de agosto, una mujer de 32 años, identificada como Adriana, apuñaló a dos de sus hijos: uno de solo seis meses y otro de 14 años, en la colonia San Miguelito.

El ataque se dio cerca de las nueve de la noche en una casa de la calle Justo Sierra de la San Miguelito. Fueron los gritos de los menores y olor a gas lo que advirtió a los vecinos de que algo grave ocurría en esta casa.

De acuerdo con las primeras investigaciones, la madre habría apuñalado al bebé, pero el adolescente logró defender a su hermano a costa de ser herido también. Tras esto logró salir de casa con su hermano en brazos y junto a una niña de ocho años que resultó ilesa.

Al darse cuenta de lo que había hecho, la madre tomó el mismo cuchillo, abrió el gas y se cortó las muñecas, para intentar quitarse la vida.

A la llegada de policías, los vecinos habían auxiliado a los menores, por lo que los elementos entraron a la casa, cerraron el gas y convencieron a la mujer de arrojar el cuchillo para brindarle atención médica.

Tanto los dos menores como la mujer fueron llevados al hospital de gravedad.

Lee la nota AQUÍ

LC