Ricado Anaya, un cobarde: Margarita Zavala

Ricardo Anaya y Margarita Zavala. Fotografía: archivo

Dice que AMLO es ropavejero de la política y que Meade es priísta por conveniencia

SUN 

CDMX.- La aspirante presidencial por la vía independiente, Margarita Zavala, se autonombra la candidata del pueblo o de la gente, porque ellos la llevaron a la boleta con más de un millón de firmas, las cuales, dice, representan cuatro veces más el padrón del PAN.

Desde su oficina en la colonia Del Valle, Margarita Zavala dice que sus verdaderos contendientes en esta elección son José Antonio Meade (PRI, PVEM, NA), Andrés Manuel López Obrador (Morena) y Ricardo Anaya (PAN, PRD y MC), a quienes califica de priístas: uno por conveniencia, otro de nacimiento y el último por hábitos.

Al preguntarle si Anaya le tuvo miedo al no querer enfrentarse con ella en una contienda interna, asegura que ella es la verdadera panista en este proceso y le receta dos calificativos: “miedoso” y “cobarde”.

Zavala le responde al propio Anaya su afirmación de que no hay evidencia de que le quite votos y dice que ella no le quita votos a nadie, porque nadie es dueño de los sufragios.

Acusa directamente a Ricardo Anaya de enviarle “recaditos” a través de opinólogos y empresarios para que decline, pero, desde ahora, adelanta, “no voy a declinar”.

Asegura que a Anaya ya no le alcanza en esta contienda, pues, a pesar de sus 4 millones de spots, no ha podido alcanzar a López Obrador. “Me parece una posición muy cobarde [de Anaya] que me esté mandando emisarios”. Agrega que el queretano representa la política de los moches, de triangulaciones, de inmuebles y de negocios inmobiliarios.

La ex primera dama califica a López Obrador como “una amenaza” para los mexicanos por la amnistía que propone para los criminales. Sobre el abanderado tricolor, Zavala dice que está en el partido que favoreció la corrupción y los privilegios y lo único bueno es que trabajó en el gobierno de Felipe Calderón.

Llegaron a más de un millón de firmas, ¿fue difícil?

—Son los requisitos que se pusieron para que no lo lográramos, pero lo logramos. Confiaba mucho en mi equipo, en los miles, millones de voluntarios que quieren otro camino y que no están conformes con lo que está pasando, con la necesaria búsqueda de alternativas, que estén más claras, más dibujadas y más precisas. Por supuesto que esto fue acompañado de muchos retos, entre esos, la gente que me dijo que no lo íbamos a lograr, que era mejor que me rindiera, que mejor me quedara ya aparte y no me dejé, ni nos rendimos, ni nos quedamos aparte y conseguimos este millón de firmas y estamos en la boleta.

¿Cómo prevé la contienda?

—Por un lado, el millón de firmas me contrasta con el resto de los candidatos, yo soy tan candidata como Ricardo Anaya, como López Obrador y como Meade. Por otro lado, a Meade lo tiene en la boleta [Enrique] Peña [Nieto]; a Ricardo Anaya lo tiene lo propio que ha hecho en el partido, de anular las decisiones internas, y lo tienen también Dante [Delgado] y Alejandra Barrales; y a López Obrador lo tiene él mismo, porque se autonombró.

A mí, en lugar de esas cinco personas, a mí me tienen un millón de mexicanos en la boleta y ese es un contraste elemental y fundamental, porque estamos hablando de que yo soy una candidata de la gente, de los ciudadanos que libremente decidieron diseñar la boleta.

¿Es usted la candidata ciudadana?

—Un millón de firmas significan cuatro veces, por lo menos, el padrón del PAN, incluso en su elección simulada de candidato único; lo mío representa mucho más para estar en la boleta. Soy la candidata del pueblo y ciudadana. No nos podemos dejar robar las palabras, el pueblo somos todos y yo soy candidata de la gente, porque me tienen los ciudadanos [en la boleta].

El Bronco y Ríos Piter también tuvieron un millón de firmas, ¿ellos no son candidatos ciudadanos?

—Respeto cada uno de los caminos y por supuesto ese proceso, que sé lo difícil que es. Cada quien sus estilos y cada quien con su manera de recabar firmas, pero mis contendientes son [Andrés Manuel] López Obrador, Ricardo Anaya y el propio [José Antonio] Meade. Son tres hombres contra los que yo compito y los tres priístas: un priísta por nacimiento, que es López Obrador; uno por conveniencia, Meade, y otro por hábitos, que es Ricardo Anaya.

¿Margarita Zavala es más panista que Ricardo Anaya?

—No, no más, yo traigo esos principios, él ha traicionado esos principios y no sabe ni cómo moverse, porque por un lado no sabe si defender la reforma energética que aprobó el PAN o la que rechazó el PRD o defender la reforma fiscal que fue contra el crecimiento económico, no se ha pronunciado en nada y por eso los niveles de agresión en que están ahorita los políticos, porque a lo que hemos llegado, y lo digo también por López Obrador, quien es el ropavejero de la política, se rinde a la conveniencia y al oportunismo, ya no tiene límite alguno, pues en una misma lista pone a personas antagónicas y eso ha desdibujado absolutamente su propuesta. Con Meade lo único que han presumido es que perteneció a un gobierno panista y a uno muy bueno.

¿Anaya le tuvo miedo por eso no quiso contender contra usted?

—Tiene miedo, es miedoso, es cobarde, no enfrenta las cosas, no lo enfrentó y eso me puso en este camino. También he aprendido a sacar cosas muy buenas, eso nos ha permitido generar y construir un camino con una alternativa clara para México.

Dice Anaya que no está comprobado que le pueda quitar votos a su candidatura…

—Yo no le quito votos a nadie, nadie es dueño de los votos (…) Por un lado, Ricardo [Anaya] dice que no le quito votos, pero, por otro, me manda cualquier tipo de recaditos, a través de opinólogos, de empresarios y demás, nunca él de frente, de que decline, y por supuesto no voy a declinar, me parece una posición muy cobarde que me esté mandando emisarios.

Llegué a la boleta por el apoyo de un millón de ciudadanos que decidieron que yo estuviera en la boleta y no me parece que me esté mandando esos recados, lo que sí está demostrado es que a él no le alcanza, por su indefinición, por su manera de hacer las cosas, por lo que sea, pero después de 4 millones de votos no se ha movido.

¿Cómo fueron los mensajes?

—Diversos articulistas en los periódicos han solicitado eso, pues también me han pedido cita y realmente lamento mucho que se esté dando de manera tan cobarde, por supuesto que me parece una cobardía. Yo sí creo que es un candidato que está totalmente equivocado, de tratarme así y de tratar a sus propios electores y a los ciudadanos mexicanos.

¿Quién representa los valores de AN en esta contienda?

—La panista soy yo, por supuesto, así parece ser que habrá una panista en la boleta, sí, porque el partido político es nada más un instrumento y los partidos políticos no están cerca de los ciudadanos, ellos buscan otra figura jurídica y esa es una alternativa que se abre en el país, que es un ejercicio inédito, pero ahora sí, nuevo escenario, ya estoy en la boleta.

¿Si usted es la panista, Ricardo Anaya qué es?

—Es una tarea que él tendrá que definirse, yo lo veo muy contento en el PRD y tocando guitarrita y toda la cosa, lo veo realizado ahí, y por lo visto estará en esa indefinición. Es ese momento de la política en el que los intereses, la conveniencia y el oportunismo se los comió y los desdibujó y tanto la izquierda como la derecha renunciaron a su identidad y a sus valores y no son nada, por eso van millones y millones de spots y nadie se mueve.

¿Felipe Calderón es un activo para su campaña o un lastre?

—Claro que es una fortaleza tener a alguien tan cerca que conoce tanto al país, que lo gobernó en momentos tan difíciles, para mí es una fortaleza. De las decisiones de gobierno la responsable seré yo como Presidenta de la República y nadie más que yo.

FCH emprendió una lucha contra el crimen organizado que muchos llamaron una guerra, ¿usted emprenderá una guerra contra el crimen organizado?

—Más allá de la discusión del término, quiero decir que estoy muy clara en mi objetivo de defender a los ciudadanos y a sus familias, porque las familias de México, la mamá que ve que su hija toma transporte público, el joven que trae cargando la computadora que está pagando a plazos, solamente tienen al Estado mexicano para defenderlo de la inseguridad, voy a hacer todo lo que esté en mi mano, en términos legales, para defender a los ciudadanos, como lo hizo Felipe [Calderón], sí.

¿Cambiará la estrategia o mantendrá la lucha contra el crimen?

—Voy a enfrentar el crimen con una política clara de seguridad y va a ser una enorme diferencia con el actual gobierno, que no hizo nada, ni estrategia; al contrario, la abandonó completamente a las instituciones de policía y de justicia. Además de fortalecerla, voy a tener a la mejor policía y a los mejores ministerios públicos que ha tenido México en su historia

¿Qué papel jugará Felipe Calderón en su campaña?

—Desde luego me va a apoyar como me ha apoyado y le voy a pedir que me ayude y se sume a la campaña, él me ayudará.

¿No prevé que lo expulsen de Acción Nacional?

—Los militantes que están en el PAN no se han salido y es una decisión personal, eso es muy sencillo, votarán por alguien que representa los principios y valores del PAN, hoy tan olvidados por su candidato.

¿Pero los estatutos dicen que hay el riesgo de ser expulsado si apoyas a otro candidato?

—En ese riesgo está Ricardo Anaya, porque ya avisó en Jalisco que él iba a apoyar al candidato a gobernador de MC, al candidato a gobernador del PRD y al del PAN, así que también [podrían expulsar a Ricardo Anaya], así es, creo que todos están en estado de excepción.

¿Andrés Manuel López Obrador es un peligro para México?

—Yo no califico exactamente a las personas así, lo que representa una amenaza es lo que propone y ni modo que no sea amenaza la amnistía que está prometiendo para los criminales, no sólo es un guiño riesgoso para los criminales, además en campaña y en un proceso electoral, como si quisiera pasarles charola, sino que además es una amenaza para la señora que le secuestraron a su hija, para el joven que lo extorsionaron, es una amenaza para quien fue asaltado, sí es una amenaza decir que va a haber una amnistía para los criminales, claro que es una amenaza, al igual que el rechazo a la reforma educativa, la calidad educativa. Está lleno de intereses y de compromisos, es una amenaza.

¿Y Anaya y Meade?

—Me parece importante que la gente haga una revisión de qué representa cada uno de los candidatos. Yo veo a Anaya representando una política de moches que él ha solapado, de triangulaciones, de inmuebles y de negocios inmobiliarios, tiene que hablar de ello y también me preocupa lo que representa Meade en términos de un PRI que favoreció la corrupción y con ella los privilegios y con éstos las enormes desigualdades que estamos viviendo, por eso es tan importante construir una opción clara que combata la corrupción y la impunidad.

¿Hay equidad en la contienda?

—Voy a dar una batalla para lograr la equidad en la contienda, por supuesto que me va a fortalecer, así es que yo estoy convencida de que todos los escenarios se hicieron suponiendo que yo no iba a estar en la boleta, pues ya me tienen ahí y hay que hacer nuevos escenarios.

¿Entre quién es la contienda?

—Ahí nos veremos y ahí les voy a ganar. Estaré en la boleta, le ganaré a López Obrador, le ganaré a Ricardo [Anaya], porque también los ciudadanos hablan a través de su participación, que fue negada en los otros partidos políticos, que nuestro México tiene que mirarse, recuperar su identidad.

A bote pronto

¿Habla ruso, francés o alemán?

—Hablo muy bien el español, hablo bien con los mexicanos

¿Le gusta la bandera del arco iris?

—A mí me gustan todos los colores, pero tengo también mis valores y creencias claras.

¿Felipe Calderón se acomodará como primer damo?

—Felipe es mi marido y siempre estará conmigo.

¿Margarita es ruda o técnica?

—Margarita es una mujer valiente, de las dos… ruda y técnica.

¿Legalizar la marihuana?

—A favor de que se utilice en la medicina y en la ciencia; en contra en términos de diversión o uso lúdico, pero estaré atenta, no le tengo miedo a la discusión, tenemos que escuchar a los padres de familia, algo tenemos que decir, quiero escuchar a los maestros, pero legalizar la marihuana por creer que va a disminuir la violencia es, de verdad, de una enorme ingenuidad.

¿Cómo ve el desenlace del PAN?

—Lamento mucho que se haya anulado su tradición democrática, que se le hayan traicionado los valores, pero aquí estamos quienes los tenemos.