Ana Lilia Ojeda

Manuel Doblado.- A partir del 25 de agosto se hizo pública la detención en Estados Unidos de José Luis Bravo, ciudadano dobladense y propietario de la gasolinera en el crucero del Tepozan. El también dueño de por lo menos 45 restaurantes y bienes raíces en Estados Unidos fue detenido por, entre cosas, transportar y contratar migrantes indocumentados como parte de una red de restaurantes.

Aunque ya toda su familia vive en Estados Unidos, varias familias de Manuel Doblado tienen parientes o conocidos trabajando en sus negocios y distribuyeron el hecho con notas y el boletín del arresto.

El original puedes leerlo AQUÍ.

De José Luis Bravo se conoce que vivió en la cabecera municipal y solía ser muy meticuloso en sus actividades. Conocido entre los amigos cercanos como ‘Cacoto’, Bravo patrocinaba los eventos de la Virgen del Carmen cada 16 de julio en la cabecera municipal y se cree que hasta ayudó a más necesidades del templo.

La causa de la detención está basada en 64 cargos vinculados a la contratación de trabajadores sin derecho a laborar en Estados Unidos. Algunos de estos son:

  • No pagar impuestos estatales y federales apropiados sobre la nómina.
  • No pagar los salarios por horas extras y la compensación de los trabajadores por los empleados no autorizados.
  • Fraude (en relación con documentos falsos de identificación, es decir, número de Seguro Social y de residencia)
  • Fraude y uso indebido de visas, entre otros documentos.
  • Lavado de dinero y hacer declaraciones falsas a las autoridades de inmigración, como a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Todo lo anterior con la aclaración que, dichas acusaciones, “no son evidencia de culpabilidad”. La evidencia que respalda los cargos debe presentarse a un jurado de juicio federal, cuyo deber es determinar la culpabilidad o inocencia.

El 10 de agosto pasado es cuando comenzó a procesarse cada uno de los cargos, pero fue hasta el 25 de agosto que se hizo pública la información tras la detención de José Luis Bravo, como presidente de sus restaurantes y agrupaciones.

Se detalla que son 19 los acusados, pero sólo 14 han sido detenidos, ente ellos, el director financiero, el controlador y el gerente de ventas de la compañía.

El cúmulo de acusaciones se considera una conspiración federal de extorsión para contratar trabajadores indocumentados. Los acusados acumulan varios cargos de transporte de extranjeros ilegales y contratación en sus negocios, siendo falta reiterativa.

Todos han sido investigados desde julio de 2003 hasta el 10 de agosto de 2021, con revisión en contratación de ciudadanos mexicanos, guatemaltecos y salvadoreños que entraron en contrabando.

En cadena

Bravo, Moreno Hernández, Castro Manzanarez y Pérez Pérez también están acusados de participar en una conspiración para transportar indocumentados. El juicio se seguirá en el juzgado federal en Kansas City, Missouri.

Los restaurantes se ubican en Butler, Springfield, Lebanon, West Plains, Willow Springs y St. Robert en Missouri; y en Overland Park, Great Bend y Augustus en Kansas.

Agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), con la asistencia de numerosas agencias locales, estatales y federales, ejecutaron una serie de órdenes de registro en 10 ubicaciones en: Missouri, Kansas y Oklahoma.

Bravo, Doll, Tarin Martínez y José Razo crearon una red de restaurantes que operan como LLC (asociaciones de responsabilidad limitada) en estados de todo el Medio Oeste. Bravo, identificado en la acusación como el líder de la empresa, es el propietario de Specialty Food Distribution en Joplin y propietario de un grupo de restaurantes registrados como Bravos Group, LLC, incluyendo El Charro, El Charrito, Playa Azul, Itza, Cantina Bravo y El Chango.

En El Charro (Claremore, Butler y Springfield), Playa Azul (Great Bend, Pratt, Kan., y Wichita, Kan.), Iguana Azul (Nevada, Mo.), Los Sauces (Nevada, Mo.), y La Paloma (Springfield), se descubrió que tenían trabajadores no autorizados. Aproximadamente el 68% de los empleados auditados en los restaurantes no estaban autorizados a trabajar en los Estados Unidos.

Specialty Food Distribution opera como distribuidor mayorista de alimentos, suministros y equipos para restaurantes en todo el Medio Oeste. Además, brinda apoyo administrativo y contable a 31 restaurantes en las áreas de nómina, seguros, licencias, impuestos y servicios. A través de  esta se contrataban a los indocumentados.

Más involucrados

Otras 11 compañías estaban involucradas en el suministro y logística de restaurantes, bienes raíces y construcción.

Después que ocurrieron inspecciones federales en restaurantes afiliados a “conspiradores” —según dice la acusación—, formaron Intel Solutions para asumir tareas administrativas de nombre, como una forma de ocultar y minimizar el nivel de participación en los restaurantes inspeccionados. Intel Solutions más tarde cambió su nombre a Entel Solutions, LLC.

Bravo, Doll, Razo, Tarin Martínez y López Valadez también están acusados de participar en una conspiración de lavado de dinero.

La acusación contiene denuncias por confiscación contra varios acusados, los fondos contenidos en varias cuentas bancarias, así como bienes raíces ubicados en Great Bend, Pittsburg y Augusta en Kansas; Butler, Joplin y West Plains en Missouri; y Claremore, Okmulgee, Muskogee, Enid y Tahlequah en Oklahoma.

Los acusados

  • José Luis Bravo, de 51 años, ciudadano estadounidense naturalizado, de Claremore, Oklahoma.
  • José Guadalupe Razo, de 51 años, ciudadano estadounidense naturalizado, de Carl Junction, Missouri.
  • Anthony Edward Doll, de 43 años, ciudadano de Guatemala, de Jo-plin, Missouri
  • Miguel Tarín Martínez, de 42 años, ciudadano estadounidense naturalizado, de Jo-plin, Missouri
  • Antonio Martínez-Muñoz, de 44 años, ciudadano estadounidense naturaliza-do, de Broken Arrow, Oklahoma
  • Eusebio Ramírez-Ceja, de 50 años, ciudadano de México que reside en Mountain Home, Arkansas
  • Oscar Adrián Molina Angulo, de 38 años, ciudadano de México que reside en Butler, Missouri.
  • Rodrigo Manrique Razo, de 38 años, ciudadano estadounidense naturalizado, de Great Bend, Kansas.
  • Alejandro Castillo-Ramírez, de 39 años, ciudadano de México residente en Augusta, Kansas.
  • Juan Carlos Palma Cedeño, de 36 años, ciudadano de México residente en Claremore, Oklahoma.
  • Ramón Moreno Hernández, de 39 años, ciudadano de México que reside en Nevada, Missouri.
  • José Luis López Valadez, de 41 años, ciudadano estadounidense naturalizado, de West Plains, Missouri.
  • Lorenzo Castro Manzanarez, de 39 años, ciudadano de México que reside en St. Robert, Missouri.
  • Jaime Ramírez Ceja, de 42 años, ciudadano de México residente en Líbano, Missouri.
  • José Luis Rodríguez-Valerio, de 57 años, ciudadano estadounidense naturalizado, de Tulsa, Oklahoma.
  • Verónica Razo De Lara, de 46 años, ciudadana estadounidense naturalizada, de Great Bend, Kansas.
  • Edgar Pérez Pérez, ciudadano de Guatemala residente en Chattanooga, Tennessee.
  • Bernardo Rivas Gómez, de 48 años, ciudadano de Guatemala que reside en Elizabeth City, Carolina del Norte.
  • Daniel Rivas-Carrillo, de 23 años, ciudadano de Guatemala residente en Elizabeth City, N.C.

ac