Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El Congreso del local rechazó votar de manera inmediata un exhorto para que la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG) lleve a cabo una evaluación específica a la Fiscalía General del Estado (FGE) respecto a las cifras en materia delictiva en la entidad desde el 2018 a la fecha, pues a decir de la diputada local de Morena, Magdalena Rosales Cruz, existen cifras negras.

La propuesta de punto de acuerdo fue presentada por la legisladora morenista quien buscaba que fuera resuelto en la sesión del pleno de este jueves. Sin embargo, esto no se aprobó y la propuesta fue turnada a la Comisión de Hacienda y Fiscalización para su análisis. 

La diputada local denunció que existen cifras negras en lo que se refiere a hechos violentos sucedidos en la entidad, por lo que es necesario que se inicie una auditoría específica a la FGE por los ejercicios fiscales 2018, 2019 y 2020 y una auditoría concomitante en lo que va del 2021, en la que se incluya la revisión de los procesos internos de recopilación y sistematización de los datos delictivos, así como la calidad y veracidad de las cifras.

Expuso que, de acuerdo con el INEGI, el estado de Guanajuato es uno de los que presentaron más deficiencias en su contabilidad entre 2015 y 2019, lo que significa  que la Fiscalía General del Estado reporta menos homicidios dolosos.

Dijo que cualesquiera que sean las razones, el subregistro y modificación de cifras delictivas es un problema público que merece atención urgente; y es que señaló que hay una alta probabilidad de que en la entidad se esté cometiendo homicidios dolosos que quedan registrados como accidentes o feminicidios que se registran como muertes violentas, lo que indicaría que existen delitos que no se están investigando adecuadamente y por lo tanto quedan impunes.

Por lo que respecta a los feminicidios, mencionó que en el análisis del informe anual de actividades de Carlos Zamarripa señaló que de las 340 mujeres víctimas de muertas violentas, solo 18 fueron tipificadas como feminicidio, es decir poco más del 5%, lo que muestra que “los datos de los hechos delictivos que no favorecen a las autoridades que llevan gobernando la entidad durante décadas, se están traduciendo sistemáticamente en cifra negra”.

Además, “dado que el Poder Legislativo no ha realizado  ningún tipo de evaluación relevante a la Fiscalía General del Estado, es evidente la necesidad de una auditoría focalizada que evalúe las cifras delictivas en la entidad. Sin datos confiables, no existe la posibilidad de diagnosticar, atender y resolver los problemas de procuración de justicia y seguridad”.

Rosales acusó que al no abordarse el exhorto en esta sesión, la mayoría en el Congreso del Estado solo busca proteger a Carlos Zamarripa Aguirre, fiscal General.

EZM