Redacción

Irapuato.- Los nervios le fallaron a un hombre que huyó de elementos de la Policía Municipal, y al ser detenido como sospechoso, descubrieron que tenía una orden de aprehensión en su contra por robo calificado con violencia.

Todo ocurrió en el Barrio de Santiaguito, sobre la calle Encino casi esquina con Pípila, cuando en un recorrido de rutina elementos de la Policía Municipal observaron a un hombre caminar por la banqueta, quién al verlos huyó corriendo.

Los uniformados emprendieron una persecución por la actitud sospechosa del sujeto, quien fue identificado como Adrián ‘N’ de 28 años, quien fue detenido rápidamente.

Durante una revisión de rutina le fueron aseguradas dos llaves de las denominadas ‘chorlas’ que se usan para abrir cerraduras, y al consultar su nombre en el Sistema Plataforma México encontraron que tenía una orden de aprehensión vigente, polo que fue llevado ante las autoridades del Ministerio Público en turno.