Redacción

Irapuato.- Eugenio ‘N’, notario público 67 de Irapuato y empresario constructor, fue detenido por un fraude de al menos 8 millones de pesos. Efectivos ministeriales, capturaron al abogado el mediodía de este martes en San Pedro Cholula, Puebla. Hace 7 años elementos de su seguridad personal impidieron que agentes ministeriales en Irapuato cumplimentaran una orden de aprehensión también por el delito de fraude.

Con el número de proceso 28/2019, aproximadamente a las 12:00 horas de este martes, efectivos ministeriales, detuvieron en la ciudad de San Pedro Cholula, Puebla al abogado titular de la notaria 67 manejada por la familia Albo, empresario de la construcción y representante legal de empresas como “Grupo Alde de Puebla S.A. de C.V.”, “Grupo Alde de Irapuato S.A. de C.V.”, “Grupo Alde de Occidente, S.A. de C.V.” y “Grupo Alde de León, S.A. de C.V.”.

El Juez Penal de Cholula, Puebla liberó la orden de aprehensión contra el abogado como procesado por su probable responsabilidad penal en el delito de fraude por un daño patrimonial cercano a los 8 millones de pesos, en agravio de una empresa con la que concertó la realización de un proyecto inmobiliario para la construcción de varios inmuebles. Pero el notario público y empresario constructor habría dispuesto ilícitamente en  beneficio de varias de las empresas señaladas de parte de los recursos económicos que le fueron suministrados por la empresa agraviada, sin que construyera los proyectos acordados.

Tras la detención el imputado, fue trasladado al Centro de Reinserción Social de San Pedro Cholula, Puebla, donde por aproximadamente 2 horas fue valorado por personal médico y quedó a disposición del Juez Penal.

No es la primera vez que el abogado y empresario está involucrado en un procesos penales en su contra. En septiembre del 2013, cuando acompañado por sus escoltas de seguridad circulaba por la colonia Españita de Irapuato, a balazos sus guaruras impidieron que agentes ministeriales cumplimentaran una orden de aprehensión en contra del hoy detenido.

Aquella ocasión el notario manejaba su auto y se dirigía a su hogar ubicado en la Avenida Jacarandas, cuando se percató que lo perseguían, supuestamente sus escoltas confundieron la movilización de agentes ministeriales con un intento de secuestro y dispararon contra los efectivos. Minutos después los agentes ministeriales, explicaron a los escoltas que sólo cumplimentaría una orden de aprehensión, pero el abogado y empresario ya no salió de su domicilio, ahí permaneció encerrado por más de 3 horas, sin que nadie pudiera entrar o salir. La zona fue vigilada por elementos estatales y locales de seguridad que esa vez no pudieron detenerlo.

También lee:

LC