Nayeli García

Irapuato.- La detención de Adán, mejor conocido como ‘El Azul’, presunto líder del Cártel Santa Rosa de Lima en Guanajuato sólo es una solución temporal al tema de las violencias en el estado, pues en Guanajuato persisten incentivos delincuenciales que mantienen a tres grupos criminales disputándose el territorio del estado, pulgada por pulgada, señaló Juan Miguel Alcántara Soria.

El ex titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública consideró que la detención de Adán ‘N’ es una buena noticia para el estado, pero no es la solución a las violencias que se viven en Guanajuato, pues se ha visto que se corta una cabeza y se multiplican en dos o cuatro que se disputan el liderazgo de los grupos criminales, por lo que el estado tendrá una relativa calma en lo que este grupo criminal se recupera.

“No va a ser perdurable un estado de relativa calma, será muy temporal, unas semanas nomás que se contengan las violencias y se van a reabrir porque como se acaba aquí de comentar, los incentivos perversos para esos delincuentes subsisten el narcomenudeo, el robo de hidrocarburo, el gas que es lo que más se roba dentro de Pemex, son incentivos que están provocando que las distintas organizaciones delictivas que sabemos que hay tres nacionales: Jalisco, Sinaloa además de la de Santa Rosa de Lima que están con esos incentivos disputando pulgada a pulgada el territorio de Guanajuato”, señaló.

Juan Miguel Alcántara dijo no saber cuánto dure en reponerse el cártel, pero lo que sí señaló que se debe de exigir a las autoridades tanto locales como federales es que mantengan la disposición para detener a todos los líderes que vayan apareciendo para que puedan ser detenidos, pero también desfondarlos de recursos a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, para que no puedan regresar a tener fuerza a niveles estatales y federales.

“No sabemos en cuento tiempo de reponga el cartel santa rosa después de esta nuevo descabezamiento (…) pero al menos temporalmente, contener el liderazgo emergente de lo que queda del cártel, sabemos que es una escisión, una fractura en ese cártel, y que él estaba en una pero queda otra parte que le estaba disputando el control de ese grupo delictivo”, comentó.

También lee:

LC