Redacción

Guanajuato.-  A tres semanas de la puesta en marcha del Plan Piloto de Regreso a las Escuelas se dio a conocer el primer caso de un contagio de Covid-19 en una de las escuelas que regresaron a clases presenciales en el estado.

Se trata de una escuela preparatoria privada del municipio de León, quien reportó a un docente positivo a la prueba de COVID 19 por lo que, atendiendo a los protocolos establecidos, la escuela permanecerá a distancia durante los próximos 15 días.

Cabe señalar que el pilotaje está condicionado al color del Semáforo Epidemiológico que establezca la Secretaría de Salud. En este momento el semáforo amarillo permite la realización de las clases presenciales.           

Hasta ahora  205 instituciones participan en este proceso, 25% corresponden a escuelas públicas y 75% a instituciones privadas. Las instituciones corresponden a 349 escuelas, 108 de nivel preescolar, 82 escuelas primarias, 64 secundarias, 52 escuelas de nivel media superior y 43 de superior.

Con la participación  voluntaria de 4 mil 076  docentes, estas instituciones atienden a 21 mil 627 alumnos de todos los niveles educativos, de 40 municipios del Estado: Abasolo, Acámbaro,  Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Atarjea, Celaya, Ciudad Manuel Doblado, Comonfort, Coroneo, Cortazar, Doctor Mora, Dolores Hidalgo, Guanajuato, Irapuato, Jerécuaro, León, Moroleón, Ocampo, Pénjamo, Purísima del Rincón, Romita, Salamanca, Salvatierra, San Felipe, San Francisco del Rincón, San José Iturbide, San Luis de la Paz, San Miguel de Allende, Santa Catarina,  Santa Cruz de Juventino Rosas, Santiago Maravatío, Silao de la Victoria, Tarimoro, Tierra Blanca, Uriangato, Valle de Santiago, Victoria, Villagrán, Xichú y Yuriria.

El listado de instituciones participantes se encuentra publicado en la página oficial del Plan Piloto de Regreso a la Escuela, mismo que se mantendrá actualizado de acuerdo con las altas y bajas. Puedes revisarlo en la siguiente liga: regresoalasaulas.guanajuato.gob.mx

Detectar a profesor sospechoso a COVID en prueba piloto es buena señal

Foto/Jazmín Castro

La presidenta Estatal de la Unión de Padres de Familia, Teresa Castellanos Vázquez, resaltó que detectar un profesor con COVID-19 durante la prueba piloto,  es un reflejo de que los protocolos están funcionando.

“Puede ser un parteaguas para revisar los protocolos, el seguimiento y cómo se está llevando  a cabo la prueba. Además si esto nos puede dar un poco más de seguridad o un estado de alerta para ver en qué se puede mejorar”, comentó.

También solicitó que se genere un análisis minucioso sobre lo que arroje la prueba piloto por parte de la Secretaría de Educación, porque en esta ocasión es opcional para los padres de familia enviar a sus hijos a la escuela; pero previendo que pronto regresen al ciclo escolar, las autoridades deben considerar extender la prueba para garantizar la salud de los estudiantes.

Y es que al no contar los alumnos con la vacuna, se deben garantizar las condiciones para evitar un brote de COVID, ya que pueden darse casos asintomáticos.

No obstante, Teresa Castellanos, resaltó que mientras las escuelas sigan aplicando medidas como sana distancia, el uso del gel y cubre boca, funcionaran para seguir con la prueba piloto.