Detectan brote de hepatitis

Aseguran que el virus lo generó un arroyo que está cercano a la escuela, que conduce aguas negras. Foto: Especial

El caso fue encontrado en la escuela primaria Felipe Ángeles de Apaseo el Grande; Dos menores han sido afectados por el virus y tres más están en observación para ver si no presentan contagio

Daniel Moreno

Apaseo el Grande.- Desde diciembre, los niños de la comunidad Tierra Blanca de unos 850 habitantes se empezaron a enfermar sin saber exactamente cuál era la razón, pero en esta semana se comprobó que la causa es debido a un brote de hepatitis A.

Personal de la Secretaría de Salud compartió a nombre del titular Daniel Alberto Díaz un comunicado expresando que este brote se detectó y comenzó a controlarse desde el martes pasado; teniendo a dos niños uno de 6 y otro de 8 años contagiados con el virus, mientras se tienen en observación a otros tres sospechosos de portar la enfermedad.

Realizan cerco sanitario

Inmediatamente detectada la enfermedad se hizo un cerco sanitario limpiando la escuela primaria Felipe Ángeles, de donde son alumnos los infantes enfermos, se visitaron 145 casas para revisar las condiciones de salubridad y se comenzó una campaña de concientización  con los habitantes para difundir las medidas de higiene que deben tomar los pobladores  y así evitar que se transmita la hepatitis, precisamente por cosas tan simples como lavarse las manos antes de comer o después de ir al baño.

El personal de la Secretaría de Salud informó que en  un  recorrido por la escuela y algunas tomas de agua potable de la comunidad  no se detectó cloración alguna por lo cual se revisó el pozo de Tierra Blanca; identificando una mínima cloración por debajo de lo que marca la norma atendiendo el tema para que se pusiera la medida necesaria según la norma.

El suceso se genera por un arroyo de aguas negras

En este tema la síndico municipal, Paloma Simental, afirmó que ante la preocupación de los pobladores se atendió el tema, considerando que el foco de infección es el arroyo de la comunidad, el cual; conduce aguas negras a cielo abierto y que pasa frente a la escuela primaria. Por lo que, gestionaron ante una empresa la donación de 120 kilos  de cal para ayudar a mitigar el virus pues reconoció que aún se está construyendo una red de drenaje para los habitantes que hoy usan fosas sépticas.

No obstante personal de la primaria manifestó que han sido muchos los niños que regresaron  a clases con los síntomas de la hepatitis, calculando al menos hay unos 15 infectados por el virus y ante el temor que siga creciendo el número desde el pasado jueves los padres de familia  optaron  por no mandar a sus hijos a la primaria para evitar que se contagien del virus, pues dicen que hay muchos más afectados.

*EZM