Redacción
Guanajuato.-
El Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, descubrió una nueva fuga de aguas negras que durante varios días estuvo escurriendo hacia la Presa de la Olla.

Desde hace años, las descargas de aguas residuales hacia el embalse han sido un problema que incluso causaron una plaga de algas dañinas en las aguas de La Olla.

Para combatir esta plaga, se había planeado sembrar carpas que podían comer gran cantidad de las hojas de la plaga, pero la Comisión Nacional del Agua negó el permiso para esto.

El director del Simapag, Mario Ortega informó que, hace poco más de un mes se detectó nuevamente una filtración de aguas de drenaje hacia la Presa de la Olla, proveniente de una colonia irregular en las cercanías, la cual, aunque ya fue reparada, estuvo contaminando las aguas durante semanas.

“Desde al año antepasado se ha estado monitoreando constantemente la periferia del embalse de la presa, precisamente para verificar que no exista escurrimientos de agua residual, a finales de enero, se realizó una inspección a toda la zona de influencia, lo único que encontramos fue una descarga sanitaria por el cero de la bolita que estaba fracturado, ya se reparó”.

El funcionario señaló que la atención de la plaga, le corresponde únicamente a la Dirección General de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial.

De la misma manera, se refirió a las descargas en la Presa de los Santos, la cual también se reparó un escurrimiento de aguas negras.

“En su momento, se azolvaron dos puntos en la red y estaba desbordando por un brocal el drenaje, se desazolvó y está atendido”.

MD