Agencias

Los Ángeles.- El héroe de los Dodgers, Julio Urías, ha tenido que luchar desde muy pequeño para cumplir sus sueños y triunfar en la MLB.

El mexicano Julio Urías se coronó como el héroe en el triunfo de Los Ángeles Dodgers en el séptimo y último juego de la Serie de Campeonato de Liga Nacional ante los Atlanta Braves. El originario de Culiacán, Sinaloa se perfila para ser una pieza clave en las aspiraciones del conjunto angelino de conseguir su primer anillo de Serie Mundial desde 1988.

Urías, de 24 años, ingresó al diamante en la séptima entrada y cosechó una brillante actuación al no permitir una sola carrera de los Braves e incluso durante el octavo y noveno capítulo mostró su extraordinaria calidad al no recibir ningún hit.

El gran momento que vive Julio en la MLB es producto de mucho trabajo y un impresionante esfuerzo desde muy pequeña edad al nacer con un tumor en su ojo izquierdo. El lanzador, quien debutó en 2016 con la plantilla principal de los Dodgers, tuvo que pasar momentos muy difíciles, pero de la mano de su familia, logró ponchar cada obstáculo y pudo cumplir su sueño, primero, de jugar béisbol, y segundo, de firmar en las Grandes Ligas.

“Es un tumor de nacimiento que, ni hablar, así quiso Dios que naciéramos y ni modo, es la que nos tocó. Hasta ahorita no me ha tocado algo grande que me haya afectado, sino que de chiquito sí las operaciones que tuve y pues la llevada a los Seguros de Guadalajara y Obregón “, señaló Julio César en entrevista para ESPN en 2015.

Tras firmar a los 15 años con Diablos Rojos, el zurdo de la Higuerita. La caravana paró en Juventino Rosas, luego llegó a la capital, dio el salto hacia Grandes Ligas a los 16 años con los Dodgers. Después de su paso por Ligas Menores, Urías se ha convertido en uno de los hombres importantes del cuadro angelino y registra 74 juegos -12G y 7P-, 38 aperturas y cuatro salvamientos. En Postemporada tiene seis victorias y dos derrotas en 16 duelos.