El vínculo establecido entre el michoacano Cortés y el guanajuatense Rodríguez amalgamó la idea de que las principales plazas del estado, León e Irapuato, tuvieran como candidatas a las alcaldías que recayó en Alejandra Gutiérrez y Lorena Alfaro quienes, por casualidad, fueron pastoreadas por Marko en la Cámara de Diputados Federal. Los guanajuatenses cedieron al CEN la coordinación del grupo que tenían, para la legislatura federal 2021- 2024; sacrificando a Juan Carlos Romero Hicks, que reaccionó con aspiración a la grande; jaque contra Marko y Diego.

Durante el arranque del cuarto año de gobierno, el jefe político panista y su equipo especial, empezaron a materializar el “Plan Diego Sinhue”, para las elecciones por la presidencia de la República y la gubernatura de Guanajuato del 2024. En el territorio guanajuatense, el gobernador, Rodríguez Vallejo, junto al diputado federal, Juan Carlos Romero Hicks, se erigieron en las escoltas del líder nacional del partido conservador Acción Nacional (PAN), Marko Cortés que pretende la candidatura presidencial.

A la ‘chita callando’, el mandatario de la entidad se mantiene encubierto tras el michoacano Cortés Mendoza y de su coterráneo exgobernador, Romero Hicks, quien se abrió de capa anunciando su aspiración por el abanderamiento albiazul por la Silla del Águila. Y para sellar la alianza Marko Antonio-Diego Sinhue, los albiazules del estado se volcaron por la reelección hallando el estratega local posición en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), para Juan Carlos “Charly” Alcántara, su jefe de gabinete.

Las escisiones provocadas en las cofradías albiazules, desde el Bravo hasta el Suchiate, con la reelección de Cortés Mendoza aún no las han dimensionado, pero que tienden a tomar fuerza por las gubernaturas del 2022 y, a partir de ahí, por la candidatura presidencial con emergencia de liderazgos, en especial de las féminas, sobresaliendo la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia ‘Marú’ Campos, además del excandidato presidencial, Ricardo Anaya, quien continúa ofreciéndose como la opción y posibilidad de la idílica alianza con el PRI, PRD, etc.

Los efectos perversos

El vínculo establecido entre el michoacano Cortés y el guanajuatense Rodríguez amalgamó la idea de que las principales plazas del estado, León e Irapuato, tuvieran como candidatas a las alcaldías que recayó en Alejandra Gutiérrez y Lorena Alfaro quienes, por casualidad, fueron pastoreadas por Marko en la Cámara de Diputados Federal. Los guanajuatenses cedieron al CEN la coordinación del grupo que tenían, para la legislatura federal 2021-2024; sacrificando a Juan Carlos Romero Hicks, que reaccionó con aspiración a la grande; jaque contra Marko y Diego.

El 27 de agosto pasado, el exrector de la Universidad de Guanajuato y exdirector del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Juan Carlos, declaró: “Yo para el 2024, me apunto” en un evento donde evaluaban las circunstancias de Ricardo Anaya y el futuro de Acción Nacional. El diputado federal electo, se inscribió en la lista y se subió al proceso por el abanderamiento del PAN a la presidencia de México.

A la ‘chita callando’ Sinhue Rodríguez y “Charly” Alcántara han usado una serie de argucias para mantenerse en la esfera nacional, internacional y en el estado con sus municipios. Entre la negativa de que no busca la grande y la invitación constante de Marko de que acepté jugar, Diego Sinhue, lo mismo se exhibe con gira a Europa y eventos internacionales, que jala para sus dominios, el proyecto “futurista” de la mentefactura y los resultados de encuestas a favor, son las pruebas del deseo de la candidatura… pero a su manera.

Antes del cobro de la quincena, el nuevo y flamante presidente estatal del PAN, Eduardo López Mares, emergió como muñeco de cajita de las sorpresas para sostener que su jefe político, Diego Sinhue Rodríguez, “es un excelente perfil” para ser el candidato presidencial del PAN a la presidencia de la república, si el gobernador reiteró que no ¿por qué utilizaron al joven irapuatense para intentar elevarle sus bonos? La confesión, el 14 de octubre 2021.

Al cierre de la semana después del nombramiento de J. Jesús Oviedo Herrera como titular de la poderosa y mágica Secretaría de Desarrollo y Humano, el gobernador no había removido a la “legión extranjera” de sus posiciones encabezados por Tarcisio Rodríguez Martínez, el titular de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad (Sicom). Ese paquete es parte del pacto entre el gobernador y su líder nacional.

El tsunami estatal

Sobre esas negociaciones con el centro, el leonés Diego Sinhue, tiene montado la posibilidad de “designar” a su sucesor a la gubernatura del estado en el 2024, sin conflictos que descontrolen la sucesión como la renovación en los congresos, de la Unión y del Estado. Es el gran reto del PAN para mantenerse en el poder que ostenta hace 30 años sin que la oposición les avance más en los municipios y en el poder Legislativo.

No se puede soslayar ni negar que en la lista de posibles candidatos al gobierno del estado, está al frente el pastor de la Grupo Legislativo del PAN, Luis Ernesto Ayala Torres, porque conoce el gobierno del estado, el proyecto de Sinhue Rodríguez y, en los momentos más difíciles, fue quien lo apoyó. Se recuerda el conflicto con Fernando Torres Graciano, Ayala Torres inclinó la balanza a favor del ahora gobernador, además de “presentarlo en sociedad”, básicamente al empresariado de León.

El senador, Erandi Bermúdez Méndez, ha venido trabajando con los empresarios de Pénjamo, Irapuato, Salamanca y alrededores tratando de sumar representantes de la iniciativa privada, y de paso a quienes en ese sector difieren de sus pares de la ciudad zapatera. El exalcalde de la cuna del libertador, desde hace un par de años está levantando la mano y voz por ser candidato del PAN a la gubernatura, incluso ya tiene equipo emplazado con esa finalidad, falta la bendición de DSRV.

En la lista de suspirantes están algunos más, incluso el alcalde leonés, Héctor López Santillana quien ya fue gobernador interino para cubrirle las espaldas de Juan Manuel Oliva por la compra de terrenos para la segunda refinería en Salamanca, proyecto en que Felipe Calderón si embarcó a los guanajuatenses con negocios pendientes de saberse.

Sorpresa para varones

Los esfuerzos que desplieguen los hombres por obtener la candidatura del PAN al gobierno de Guanajuato “podría no ser en vano”, pero cae en la posibilidad de no apoyarlos para su objetivo, porque los tienen jaqueados las féminas, que están posicionadas: secretaria de Gobierno, Libia Dennise García Muñoz Ledo; Alejandra “Alex” Gutiérrez Campos, alcaldesa de León y Lorena del Carmen “Lore” Alfaro García, alcaldesa de Irapuato; la terna que estará competiendo por ese abanderamiento.

Los resultados que obtengan en cada uno de los cargos serán decisivos en la lucha, amén de que el panismo guanajuatense no ha presentado una mujer como su candidata a la gubernatura desde que tiene el poder. Las reglas electorales nacionales marcan a los partidos políticos que la mitad de sus candidatas a gubernaturas sean mujeres, con criterios en disputa, por ejemplo donde ya hubo hombre la preferencia será la mujer.