Karla Silva
Silao.-
A una semana del anuncio se concretó el despido de 11 elementos de la Secretaría de Seguridad de Silao que no aprobaron el examen antidopaje al que fueron sometidos en febrero pasado.

El 19 de marzo el encargado de despacho de la Secretaría José Carlos Ramos Ramos, dio a conocer que las muestras se tomaron como parte de los requisitos para la renovación de la licencia colectiva de uso de armas de fuego, que concede la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De los 287 exámenes para valoración toxicológica el porcentaje de reprobación fue de 3.8, es decir, 11 trabajadores.

Las bajas se realizaron el pasado fin de semana tras el proceso que realizó la Comisión del Servicio Profesional de Carrera.

Pueden recurrir

Trabajadores se quejaron de que la determinación se relaciona presuntamente con la trifulca ocurrida el 4 de marzo en el edificio de Seguridad, tras la implementación del operativo estatal denominado “Trueno”.

El presidente municipal José Antonio Trejo Valdepeña reconoció que los hoy exagentes policiales tienen derecho “a utilizar los recursos que la propia ley les ofrece”, es decir, a impugnar la resolución. “Si hay algo que se evaluó de manera injusta habrá que corregirlo”, dijo, pero será ante otras instancias.

“Debemos ser muy conscientes que el ejercicio de la seguridad pública es delicado y debe ser profesional y en el marco y respeto de todo lo que las normas y leyes establecen (…) la ciudadanía puede confiar en la Policía Municipal y en la autoridad que está a cargo de la seguridad pública”. La inscripción a la academia policial es permanente.

La trifulca

El 4 de marzo, la revisión de armamento y teléfonos celulares a los elementos de la Policía Preventiva de Silao por parte de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, así como el arresto de un uniformado, desencadenó una trifulca en las instalaciones de la corporación, en la que al menos ocho policías municipales resultaron lesionados.


MD