Redacción

Pénjamo.- Tras varias horas de registrarse un ataque armado contra una vivienda de la colonia Corral de Piedra en Pénjamo, fue localizado en el interior del domicilio una persona muerta, se trata de un hombre de 40 años de edad que fue alcanzado por las balas, las autoridades tuvieron que forzar la puerta para ingresar el inmueble ya que estaba cerrado por dentro.

Los hechos ocurrieron en el inmueble marcado con el número 66-B de la calle Avenida Corral de Piedra, a menos de 100 metros de la alberca semiolimpica que sirve de refugio para un destacamento del ejército mexicano que mantiene presencia en este municipio.

Fue a las 13:30 horas de este viernes, cuando llegaron al lugar varios sujetos armados a bordo de una camioneta de transporte de personal, con número económico de la ciudad de Silao y misma que había sido robada sobre la carretera estatal La Herradura, en la comunidad Puerta de Agua Caliente, en los límites con el Estado de Michoacán.

 Tras perpetrar el ataque, los sujetos armados huyeron y abandonaron la camioneta frente a la comunidad El Pedregal de Abajo, donde fue localizada y asegurada por elementos de la Policía Estatal de caminos.

Decenas de casquillos percutidos quedaron tirados sobre el arroyo vehicular, por la tarde se hablaba de que el saldo del ataque habían sido solamente los daños materiales. Sin embargo, horas más tarde, alrededor de las 9 de la noche, familiares del penjamense que rentaba dicha vivienda llegaron al sitio para constatar de que estuviera bien, tras asomarse por una de las ventanas que resultaron dañadas durante el tiroteo, dieron aviso a las autoridades de la presencia de un hombre muerto en el interior del domicilio.

La víctima mortal del ataque fue identificado como Jesús León Villanueva de 40 años de edad. Al parecer, fue alcanzado por las balas en el ataque armado a su propiedad y murió completamente solo dentro del domicilio, donde las puertas estaban cerradas por dentro.

Los agentes de investigación criminal de la Fiscalía Estatal tuvieron que forzar la puerta principal, para poder ingresar al domicilio y procesar la escena del crimen. Los indicios balísticos fueron asegurados y durante la noche, el cuerpo de la persona asesinada fue trasladado al servicio médico forense en la ciudad de Irapuato para la necropsia de ley.