Roberto Lira

Celaya.- Una investigación del arquitecto Leonardo Amezcua Ornelas ha encontrado simbolismos masónicos en la obra de Francisco Eduardo Tresguerras, principalmente en su principal obra: el templo del Carmen. Esta información podría suponer que Tresguerras comulga a con las ideas revolucionarias que llevaron al cura Miguel Hidalgo a iniciar con la lucha de Independencia de México.

Leonardo Arturo Amezcua Ornelas es arquitecto proyectista egresado de la Universidad Autónoma de México (UNAM), maestro en restauración de sitios y monumentos por la Universidad de Guanajuato, y realiza una investigación de tesis de doctorado, la cual surge años atrás cuando realizaba un estudio de diferentes monumentos virreinales.

Esta investigación está vinculada con el análisis del estilo neoclásico nacido en la Nueva España entre los siglos 18 y principios del 19, específicamente vinculado con la obra del arquitecto celayense Tresguerras.

También lee: Guanajuato será sede de congreso masónico; estará ubicado en el Parque Bicentenario

Detalló que el estilo neoclásico que desarrolló Tresguerras en esta zona del Bajío, retoma los cánones de tiempos clásicos de construcción en la antigua Grecia y Roma y los mezcla con una serie de simbolismos católicos. En ese sentido, la arquitectura de Tresguerras tiene una fusión entre los simbolismos católicos-cristianos y símbolos esotérico vinculados con las logias que nacieron en Europa durante la primera mitad del Siglo 18.

Comentó que si bien no se tiene registro de logias en la Nueva España durante el periodo virreinal, estas ideas llegaron y esparcieron principalmente entre grupos de criollos de alto nivel, como el capitán Ignacio Allende, o el mismo padre Miguel Hidalgo, y posiblemente a Tresguerras que habría plasmado estos ideales en su obra, como en la torre del templo del Carmen.

“Podemos ver que la proporción del cuerpo que la sostiene está sobre un cubo perfecto y sobre ella surge esta torre central que realmente equivaldría a un gran obelisco. Esta concepción del cubo y del cual surge el obelisco es un concepto 100% masónico que lo que nos narra es como el espíritu surge de la perfección, en este caso emana desde abajo y surge siempre hacia los cielos de una manera perfecta como un elemento central”, detalló.

Otro vestigio masónico se encuentra en la entrada del osario del templo, en la parte superior de la puerta se puede observar una columna truncada y sobre ella una calavera, esto simboliza la vida truncada y el cráneo el proceso de la vida y la muerte, y se encuentra enmarcado entre un arco con 12 piedras clave que se pueden considerar como los 12 signos del zodiaco.

Otro elemento es la estructura del templo que simboliza los siete espacios que consideraban los antiguos grupos masones se tienen que recorrer para llegar a la purificación de las personas, esto se observa en el arte que descansa la torre, el vestíbulo y posteriormente la nave principal está dividida en cinco secciones hasta el altar.

Conceptos y altares

El arquitecto señaló que dentro de los diferentes altares se encuentran diversos símbolos masónicos, como el círculo dentro de otro círculo que simboliza el infinito, riquezas, el sol, entre otros conceptos.

EZM