Descubren que jugos de fruta y bebidas azucaradas aumentan el riesgo de cáncer

Foto: Especial

El estudio se basa en adultos franceses que consumen al menos un vaso diario de productos endulzados

Redacción

México.- Aunque sabemos que las bebidas azucaradas no son buenas para nuestra salud, un estudio da a conocer que su consumo puede ser peor de lo pensado y es ahora involucran hasta los jugos de futra, si aquellos que consideramos tan saludables, ya que un estudio revela que su excesivo consumo aumenta el riesgo general  de cáncer hasta en 18% y un 22% para el cáncer de mama.

La investigación se relaciona con un estudio reciente de un mayor riesgo de muerte prematura por consumir diariamente un vaso pequeño de una bebida azucarada por día (100 ml, aproximadamente un tercio de una lata de refresco típica), o en su defecto un vaso de jugo puro.

Se evaluó a más de 100 mil adultos franceses, relaciona el consumo de bebidas azucaradas con un mayor riesgo de algunos tipos de cáncer.

 “Los resultados indican correlaciones estadísticamente significativas entre el consumo de bebidas endulzadas con azúcar y el riesgo de todos los cánceres combinados y del cáncer de mama”, dijo Ian Johnson, investigador de nutrición y becario emérito, Quadram Institute Bioscience, que no participó en el investigación.

“Tal vez sorprendentemente, el mayor riesgo de cáncer en los consumidores más pesados de bebidas azucaradas se observó incluso entre los consumidores de jugo de fruta puro. Esto justifica más investigación”, dijo Johnson al Science Media Center en el Reino Unido.

Mathilde Touvier, autora principal del estudio que se publicó el miércoles en la revista médica BMJ, dijo que los hallazgos agregados a la investigación muestran que reducir la cantidad de bebidas endulzadas que bebemos sería beneficioso para nuestra salud.

“El alto consumo de bebidas azucaradas es un factor de riesgo para la obesidad y el aumento de peso”, dijo, y “la obesidad es en sí misma un factor de riesgo para el cáncer”.

Otra posibilidad es que los aditivos, como el 4-metilimidazol, que se encuentran en las bebidas que contienen colorante de caramelo, podrían desempeñar un papel en la formación del cáncer.

Touvier sugirió que las personas deberían seguir las pautas de salud pública que recomiendan limitar las bebidas azucaradas a un máximo de un vaso al día.

Respondiendo al estudio, la American Beverage Association hizo hincapié en la seguridad de las bebidas azucaradas.

“Es importante que las personas sepan que todas las bebidas, ya sea con azúcar o sin ellas, son seguras de consumir como parte de una dieta balanceada”, dijo en un comunicado Danielle Smotkin, portavoz de la American Beverage Association.

“Dicho esto, las principales compañías de bebidas de Estados Unidos están trabajando juntas para respaldar los esfuerzos de los consumidores por reducir el azúcar que consumen de nuestras bebidas al ofrecer más opciones con menos azúcar o cero azúcar, paquetes más pequeños e información clara sobre calorías desde el principio”.

No se encontraron vínculos con los refrescos de dieta

La investigación no encontró vínculos entre las bebidas dietéticas y el cáncer. Los autores advirtieron que este hallazgo debe interpretarse con precaución, ya que este tipo de bebida tenía un consumo relativamente bajo entre los participantes del estudio.

Un estudio publicado a principios de este año encontró que beber dos o más de cualquier tipo de bebida endulzada artificialmente al día estaba relacionado con un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares por coágulos, ataques cardíacos y muerte prematura en mujeres mayores de 50 años.

Sin embargo, Catherine Collins, un dietista del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido dijo que la ausencia de riesgo de cáncer en el uso de bebidas dietéticas era el “mensaje para llevar a casa” de la investigación.

“Durante demasiado tiempo el nutrimento de los edulcorantes como un riesgo para la salud se ha mantenido en la cultura popular”, dijo al Science Media Center en el Reino Unido.

“Todos los edulcorantes actuales en uso han pasado por rigurosas pruebas de seguridad antes de ser aceptables para el uso humano”, dijo Collins, que no participó en el estudio.

Con información de CNN

Comentarios

Comentarios