Maria Espino

Guanajuato.- Conocido negocio de venta de mariscos ubicado en el kilómetro 8.5 en Yerbabuena fue clausurado por organizar y realizar peleas clandestinas de gallos.

La tarde del domingo, poco después de las cuatro de la tarde, el servicio de emergencias 911 recibió el llamado de un vecino de la zona que reportó que en el negocio estaban realizando peleas de gallos sin contar con los permisos necesarios de la dirección de Fiscalización municipal.

Ver nota: Fiscalización en Guanajuato Capital no se da abasto, busca abrir nuevas plazas

Por tal motivo personal de Fiscalización municipal acompañados de elementos de Policía Preventiva acudieron al negocio en donde, a primera vista, pareciera que sólo se venden mariscos, sin embargo, al hacer las averiguaciones pertinentes ubicaron que al interior de la finca, en la parte trasera, había un espacio acondicionado para que se efectuaran las peleas clandestinas de gallos.

Justo al momento en el que acudieron por parte de Fiscalización municipal y de Policía Preventiva, en dicho negocio encontraron que había uno de estos eventos en el que participaban por lo menos unas 30 personas entre los apostadores y los espectadores.

Luego de que los municipales dialogaron con quien dijo ser el organizador de las peleas de gallos, quien no pudo demostrar alguno de los permisos que estos eventos requieren, por lo que el lugar fue desalojado y clausurado.

Al respecto, el titilar de Fiscalización municipal, Alejandro Barbarino Sosa, señaló que por este tipo de eventos clandestinos se  amonestó al dueño del establecimiento y se le aplicó una multa cuyo monto aún no se define pero señaló que lo mínimo que podría ser es de 5 mil 400 pesos.

Lea también: Ante sequía, ganaderos de Guanajuato tuvieron que vender sus animales