Agencias

Ciudad de México.- Una nueva especie de dinosaurio herbívoro de gran tamaño, cuya principal característica es una cresta alargada y grande en la parte superior del cráneo, fue hallado en Coahuila. Paleontólogos de la UNAM, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de Saltillo, participaron en el descubrimiento del primer parasaurolofino reportado en México, ya que este género de dinosaurio sólo se había encontrado en Canadá y Estados Unidos.

De acuerdo con los estudios, el singular ejemplar vivió hace entre 72 y 73 millones de años en lo que hoy es Coahuila, donde se encontró sepultado en buen estado de preservación como para describirlo adecuadamente, explicó Ángel Alejandro Ramírez Velasco, estudiante de doctorado en el Instituto de Geología (IGl) de la UNAM.

La nueva especie fue nombrada Tlatolophus galorum, lo que se traduce (del náhuatl y el griego) como ‘cresta palabra’, debido a la peculiar forma de la parte superior de su cráneo. El hallazgo fue reportado en la revista científica Cretaceous Research.

El nombre rinde homenaje a la vírgula, símbolo utilizado por los pueblos mesoamericanos para representar la comunicación, y también hace referencia a esa función comunicativa de un tipo de dinosaurios con cresta que, al tener numerosas conexiones con la tráquea y la nariz, emitían un sonido parecido al de una trompeta.

Los estudios mostraron que la cresta y la nariz eran distintas a una especie conocida como Velafrons y más parecida a la del género de los parasaurolofinos.

EZM