Karla Silva

Silao.- Pese a que integrantes del Ayuntamiento tienen cajones exclusivos en el estacionamiento público ubicado a espaldas de la Presidencia Municipal y de no pagar por el servicio, el Municipio dice desconocer la manera en que los espacios les fueron asignados.  

Desde diciembre de 2018, fecha en que el inmueble de dos niveles comenzó a funcionar a cargo de la empresa Klan, se instalaron señalamientos con el nombre de cada uno de los ediles y se colocaron conos de seguridad, para evitar que otros usuarios estacionaran sus automóviles. 

Tan solo el alcalde, José Antonio Trejo Valdepeña, tiene a su disposición al menos cuatro lugares en los que se resguardan las camionetas que el Municipio pone a su disposición para su actividad oficial, y se ubican a unos metros de la entrada principal en la calle Aldama. Al costado la salida están los espacios para la síndico y los regidores.  De acuerdo con el convenio de arrendamiento con número A0016/2018 firmado el 20 de diciembre de 2018 por el alcalde, por el secretario del Ayuntamiento Alejandro Peña Gallo, por el tesorero Eduardo Durán Velo y por la empresa Agencia de Responsabilidad Klan S. de R.L. de C.V., a las arcas municipales ingresan mensualmente 50 mil pesos. 

A través de una solicitud de acceso a la información pública se buscó conocer la cantidad de espacios otorgados a los servidores públicos, sin embargo la Tesorería Municipal a través del área de Ingresos declaró no tener datos: “Se desconocen los actos privados celebrados entre la empresa y terceras personas”. No obstante, regidores señalaron que no pagan cantidad alguna por el uso de los cajones. 

Además, se confirmó que el Municipio no recibe alguna otra cantidad por concepto de impuestos. 

Antecedentes del terreno 

Según los antecedentes, en octubre de 2011 el terreno cuya superficie superaba los 2 mil metros, fue vendido por el Municipio al Instituto de Seguridad Social del Estado de Guanajuato (ISSEG). Por varios años albergó la cárcel municipal, la cual había dejado de operar y el inmueble fue demolido para la construcción del estacionamiento. 

 Luego, en septiembre de 2015, a través de un contrato de permuta el inmueble regresó a manos del Municipio junto con la contraprestación de 3 millones 049 mil 300 pesos, el cual, a su vez, entregó al ISSEG dos superficies en Puerto Interior, cuya suma se acercaba a las 7 hectáreas.

EZM