Manuel Arriaga

Pénjamo.- El dirigente municipal de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Pénjamo, Mario Bonilla, aseguró que no ha sido informado por parte de la dirigencia estatal sobre su probable destitución y el nombramiento del priísta Ramiro Luna Méndez, como nuevo dirigente municipal.

Acusó a la organización denominada ‘Va Por Pénjamo’ de utilizar la Casa Agraria con fines políticos para solicitar el voto, “va en contra del objetivo del que nosotros trabajamos en la casa agraria”, señaló.

El penjamense dijo que no ha sido notificado; “no sé si haya cambios, he escuchado en los medios electrónicos que hay una nueva delegada de la CNC, creo que tiene cinco o seis meses. Hasta el momento solo en una ocasión crucé palabra con ella, no se habló tema de nada, desconozco si hay cambio porque no me han notificado nada”, argumentó.

“Hemos tenido varias reuniones con los comisariados ejidales, nosotros hicimos un trabajo desde la Casa Agraria, de organización, administración y trabajo de financiamiento serio para la gente del campo, porque el campo está muerto; los comisariados se han acercado más porque les hablamos con la cara, les hablamos con la verdad y les hemos bajado algunos proyectos, por eso, ahora ellos me llaman y me dicen ‘Mario, ese no es el objetivo de la Casa Agraria, se hizo para los campesinos y no para alguna campaña política’ ”, sostuvo.

‘El campo no requiere política’

Pidió a los políticos que están detrás de la organización ‘Va Por Penjamo’ primero trabajar y luego hacer política.

“No es momento, el campo no requiere política para hacer votos, el campo o ocupa trabajado dirigido a la productividad del campo, la dirigencia municipal actual estamos decididos a defender al campesinado, no con políticas, sino con trabajo, apoyos y proyectos productivos”, aseveró.

“En la política y en toda la vida, las formas son fondo, no nos pidieron una opinión ni a la gente del campo y a los comisariados ejidales de que iban a hacer esas acciones; no nos pidieron permiso, opinión ni concenso”, aseguró Mario Bonilla.

EZM