Desconcierta al prelado mensaje de autoridades

Nayeli García

Irapuato.- El obispo Enrique Díaz Díaz consideró que la atención a la pandemia del Covid-19 está llena de contradicciones por parte del gobierno, pues si bien por un lado se debate en regresar a los niños a clases o no, por el otro lado se autorizan eventos como la Feria de León y otras actividades económicas, por lo que lo mejor que se puede hacer es autocuidarse.

Ante la propuesta de reanudar las clases en enero del próximo año, el religioso consideró que el Estado no tiene la infraestructura suficiente para que esto se pueda llevar a cabo, por lo que señaló que se debe de meditar mucho, pues en la realidad actual que se tiene es muy difícil que esto suceda.

“Pero también somos contradictorios de que los niños no van a clases, pero juegan en la calle, están en la calle, están en todos lados y parece una contradicción que los niños pueden estar en todos lados, menos en el salón de clases”, dijo.

La apertura de la Feria de León, de ferias y de otros eventos, cuando se cancelan las peregrinaciones y hay restricciones para los pequeños comerciantes, el obispo consideró que son muchas incongruencias sin embargo señaló que se debe de tener cuidado, sobre todo ante el incremento acelerado de los contagios que se están teniendo.

“Sí, a veces se ve que las cuestiones económicas y comerciales influyen mucho en las decisiones de nuestros gobiernos, que se tendrán que cuidar el trabajo y muchas cosas, pero a veces sí parecen decisiones incongruentes, como es el no tener un sistema para sostener un regreso a clases y que se permita esto”, opinó.

También lee:

LC