Nancy Venegas

Irapuato.- Pese al retraso en las lluvias, hasta el momento los consumidores no han tenido que ajustar sus presupuestos para comprar frutas y verduras. Comerciantes de estos alimentos reportaron que, excepto el kilogramo de papaya, cuyo precio pasó de 18 a 21 pesos, los costos del resto de frutas y verduras se han mantenido, aunque las ventas disminuyeron 10 % desde hace tres meses.

“Ahorita lo único que subió fue la papaya, el kilogramo está en 21 pesos y estaba en 18 pesos”, comentó Juan Manuel, comerciante de frutas y verduras en el mercado Reforma.

Pese a que apenas la semana pasada se registraron las primeras lluvias en territorio estatal, esta situación por el momento no ha afectado en la economía de los consumidores. Hasta ayer, el kilogramo de nopales se ofertaba en cinco pesos, el de jitomate en 16 pesos, el de cebolla en seis pesos, en ocho pesos se ofertaba el kilogramo de zanahorias y en 15 pesos el kilogramo de papas.

Los consumidores pagaron hasta ayer, 30 pesos por el kilo de fresas, 17 pesos por el kilo de plátanos y 30 pesos por el kilo de manzanas.

Juan Manuel compartió que a pesar de que los precios no han sufrido cambios, desde febrero pasado las ventas disminuyeron considerablemente.

EZM