Yadira Cárdenas

Salamanca.- Elementos de seguridad pública retiraron el bloqueo del camino al relleno sanitario que mantenían habitantes de las comunidades cercanas, lo que generó un conflicto entre ambas partes, pobladores amenazaron con volver a cerrar.

De acuerdo a Jessica Amezquita, delegada de las comunidades Puerto de Rojas y Puerto de Guadalupe, minutos antes de las siete de la mañana escucharon movimiento de patrullas y al salir observaron que los elementos policíacos estaban retirando las piedras que bloqueaban la vialidad, y que colocaron la tarde miércoles al denunciar que no se les cumplió con la rehabilitación de camino en el tiempo pactado.

Los pobladores trataron de impedir que se retiraran las piedras del camino, sin embargo tras varios forcejeos el camino fue liberado por las autoridades.

Durante tres horas la situación se mantuvo tensa entre ambas partes, los pobladores colocaron otra barricada metros adelante misma que también fue retirada, “llegaron prepotentes y hasta nos empujaron, nosotros esperábamos que llegaran autoridades para dialogar y que nos digan por qué no se ha empezado la obra que nos prometieron para el camino”.

Al no llegar a un acuerdo los manifestantes se retiraron no sin antes mencionar que regresarían más tarde para buscar otra manera de cerrar el camino, el cual se mantiene abierto a los camiones recolectores.

Por su parte y mediante un comunicado, la administración municipal informó que para garantizar la movilidad y un servicio de recolección de residuos domésticos eficiente, que procure la salud de la población salmantina, elementos de la Policía Municipal despejaron el bloqueo del camino que conduce al Relleno Sanitario, de acuerdo con lo establecido por el artículo 230 del Código Penal para el Estado de Guanajuato.

La operatividad se realizó con estricto apego al respeto a los derechos humanos y protocolos correspondientes, sin que se registraran incidencias o agresiones en contra de los manifestantes.

De acuerdo con lo establecido, desde el pasado 21 de mayo se presentó a los pobladores el proyecto ejecutivo para rehabilitar los 3.8 kilómetros de superficie de rodamiento del camino.

En esa ocasión se les recordaron los tiempos que conllevan los trámites y la ejecución de la obra, por lo que se comprometieron a no obstruir nuevamente el camino, ya que se estaba cumpliendo con los acuerdos establecidos.

De esta manera la Administración Municipal refrenda su compromiso de atender puntualmente las necesidades de la ciudadanía, para mejorar los servicios y calidad de vida de los salmantinos.