“La inseguridad es en todo León. Nos está cargando el payaso, por eso le digo a la señora esta del PAN (Alejandra Gutiérrez) que ya nos presente cuál es su plan (de seguridad) porque si su plan es más de lo mismo, nos va a cargar la chiflada, vean en los niveles en los que estamos… yo no pierdo el tiempo con payasos, así para que voy a perder el tiempo con él (Sergio Contreras), ha sido la tercera vez que ha sido el ridículo de candidato y ya ha sido miembro del cabildo”

Ricardo Sheffield Padilla

De lunes a viernes en León se registró la friolera de 23 homicidios dolosos. Y en lo que va de mayo, a falta de 8 días para que concluye el mes, van 64 sin contar los que se hubiesen presentado ayer lo que establece una alta posibilidad de que este sea no solo el mes más violento del año sino de la historia en León.

Algo fuera de lo común está ocurriendo en esta ciudad entre los grupos del crimen organizado que ha propiciado entre otras cosas que las autoridades estatales no celebren una disminución generalizada de los asesinatos porque en Irapuato, Celaya y Salamanca, ha habido una sensible disminución.

En León es exactamente al revés. Justo cuando las autoridades estatales comenzaron a presumir la disminución de homicidios dolosos durante el primer trimestre se daba un inquietante repunte en esta ciudad, la más poblada del estado.

Y todo pareciera indicar que en Irapuato, Celaya y Salamanca se viven los efectos de las detenciones que se han logrado de los líderes y elementos claves del Cartel Santa Rosa de Lima. De ahí la disminución sensible de las cifras pero en León la dinámica es distinta y son otros los grupos criminales quienes se disputan esa supremacía.

Una plaza que tiene además un significado especial para el gobernador Diego Sinhue porque es la ciudad de donde es originario, en la que reside y en la que, además dio o dejó que se diera un particular golpe de timón en los mandos tras el fracaso de la estrategia seguida por el alcalde Héctor López Santillana quien abrió cancha a la influencia de asesores externos que fueron contratados para implementar modelos de seguridad que no gustaron (ni gustan aún) al poderoso Fiscal del Estado.

Un tema que merece un análisis aparte. Hoy por lo pronto, la frialdad de los números señala que León es uno de los 5 más violentos del país; que es el contraste de las otras 3 ciudades del corredor industrial que también se encuentran entre las 15 con una incidencia mayor de homicidios dolosos.

Y ya lo sabemos. Los homicidios dolosos no representan el universo de la inseguridad en una región pues incluso las autoridades locales suelen presumir que en otros delitos hay una tendencia a la baja.

Pero estamos ante uno de los delitos más mediáticos y al que, finalmente, los gobiernos aunque se quejen de esa fijación de los medios, se convierte en una obsesión para ellos.

En León, parece recrudecerse la pugna de grupos del crimen organizado y volvemos a los días con 2 o más homicidios al día en un escenario que le descuadra de manera particular, el esquema al mandatario estatal.

Lo que son las cosas. Ya hasta el excandidato presidencial panista, Ricardo Anaya se invitó a la campaña de Alejandra Gutiérrez en León pero a Ricardo Sheffield, nadie le ha echado un lazo desde la dirigencia nacional de Morena pata que se vea que hay cariño de la 4T.

Vamos. Ni siquiera las senadoras por Guanajuato. De Antares Vázquez Alatorre es impensable porque Sheffield salió mal con su hermana Talía que trabajaba en Profeco. Pero Malú Micher, tampoco. Tan poco el amor…

SALAMANCA: UN AGUJERO NEGRO PARA EL PAN

De pronto, a partir de las elecciones de 2018, Salamanca se convirtió en el municipio con todas las calamidades para Acción Nacional. Y buena parte de ellas se explica con los errores que cometió el mismísimo gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo quien tuvo que honrar un pacto con Luis Alberto Villarreal para llevar al gobierno a Antonio Arredondo que perdió la elección en 2018.

Hace un año, Arredondo renunció a la subsecretaría de Desarrollo Social y Humano obligado por el proceso que había en su contra en la Auditoría Superior del Estado.

En el PAN-Gobierno sabían que tarde o temprano aparecerían esas acusaciones en su contra tras perder ese municipio que nunca antes representó problema alguno para Accción Nacional.

Villarreal fue el único sobreviviente de aquel Pacto de la Loma que tuvo fuerza para pedirle cargos y candidaturas a Diego Sinhue para respaldarle como candidato único a la gubernatura en 2018.

Y tal parece que con todo y el gobierno gris y cuestionado de Beatriz Hernández Cruz, el PAN no aprendió la elección y no es tan improbable que vuelva a perder Salamanca el próximo 6 de junio.

La propia alcaldesa con licencia tiene varios fierros en la lumbre que la vuelven vulnerable a señalamientos de presuntas irregularidades. Si a eso le agregamos el problema de violencia que enfrenta este municipio, la cosa se pone peor.

En este municipio, las opciones políticas se han degradado.

Con una ciudad sumida en la violencia y una policía desmantelada, a Hernández Cruz le habría bastado con sentar las bases de un nuevo orden en la corporación municipal y pactar con el gobierno estatal un acuerdo de colaboración y no agresión que al menos estabilizara Salamanca para la búsqueda de un futuro más promisorio. Mano izquierda pues.

Pero no. Beatriz Hernández por la confrontación abierta y eso le costó una auditoría y perder el respaldo de Morena para la reelección. El PAN ve complicada la posibilidad de recuperar Salamanca porque ellos saben que no tienen el candidato más fuerte. Beatriz Hernández no tiene la menos oportunidad y quizá la quedé la opción de pactar.

Y Morena a pesar de ser un partido en permanente confrontación, tiene opciones de ratificar su triunfo de hace 3 años aun cuando está lejos de ser esa alternativa viable que esperaban algunos.

ALEJANDRA GUTIÉRREZ: SU GOLPE DE TIMÓN O CONTINUISMO

Aunque la forma en que lo dicen no es muy cortés y cada vez endurece más el lenguaje, tiene cierto sentido el cuestionamiento que le hace el candidato de Morena a la alcaldía de León Ricardo Sheffield a su contrincante del PAN, Alejandra Gutiérrez Campos cuando le pide aclarar si la seguridad en León seguirá bajo custodia del Fiscal Carlos Zamarripa.

Cuando Mario Bravo Arrona llegó a la secretaría de Seguridad en lugar de Luis Enrique Ramírez Saldaña, sin duda el funcionario estatal más feliz fue el propio Zamarripa.

Ramírez Saldaña recibió durante varios años el apoyo del alcalde Héctor López Santillana quien le cobijó en su apuesta por implementar el modelo de seguridad del michoacano Bernardo León Olea quien hoy es candidato a diputado por Movimiento Ciudadano en esa entidad vecina.

Cuando Ramírez Saldaña sale de la administración por torpezas suyas, ese modelo que tenía en Zamarripa a su crítico más implacable, pierde bonos. Tampoco el gobernador Diego Sinhue Rodríguez comulgaba mucho con León Olea aunque sus razones fueron más personales que técnicas porque Bernardo le rechazó la invitación a un cargo en el gabinete de seguridad.

Cuando llega Mario Bravo (exescolta de Diego Sinhue) a la secretaría de Seguridad el panorama y los equilibrios cambiaron ostensiblemente.

Uno de los principales componentes de ese modelo de seguridad es el de la capacitación de policías municipales para atender denuncias. Es un tema que confrontó abiertamente a Zamarripa con el presidente del CCE de León Arturo Sánchez Castellanos, actual candidato a síndico de la candidata a la alcaldía Alejandra Gutiérrez.

El empresario ya dijo en varios momentos que insistirán en ese tema en el siguiente trienio con la alcaldesa, si Gutiérrez Campos gana la alcaldía. En el foro de Coparmex del martes pasado, Alberto Castro exlíder de Coparmex cuestionó a todos los candidatos si reforzarían ese flanco, importante para el sindicato patronal porque es su bandera.

No será un tema fácil de sobrellevar para Gutiérrez Campos. No es que Zamarripa lleve las riendas en las estrategias de seguridad pero su peso específico es indudable y la resurrección de ese tema como parte de la estrategia de la abanderada panista.

Sheffield pica la cresta porque sabe que ahí se agitan las pasiones. Dos personajes que protagonizaron diferendos importantes en el trienio pasado se podrían reencontrar en unos meses más.

Y si Alejandra Gutiérrez gana los comicios, tendrá que echar mano de su mano izquierda para resolverlo favorablemente. Es un bloque socialmente importante el que lo promueve y no es fácil decirle que no.