Óscar Jiménez

Estado.- Hasta 2019, los trastornos relacionados con la ansiedad y la depresión tenían un porcentaje muy similar en cuánto a las atenciones brindadas por las instancias del sector Salud en Guanajuato; sin embargo, el aislamiento y la crisis económica que trajo consigo el 2020 catapultó a la ansiedad como la mayor problemática de salud mental en la entidad.

De acuerdo a lo registrado por el departamento de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Guanajuato, casi la mitad de las atenciones brindadas en 2020 en materia psicológica, psiquiátrica, entre otros derivados, se debieron a crisis relacionadas a la ansiedad, con hasta el 47% del total de consultas registradas.

Esto significa un incremento de 12 puntos porcentuales en comparación con 2019, en el que las atenciones por ansiedad significaban un 35% del total, mientras que las crisis por depresión abarcaban el 34% pero en 2019 la incidencia disminuyó al 22% de los casos tratados. 

Las conductas de riesgo suicida y atenciones derivadas por problemáticas de violencia familiar, sexual o de género, acapararon un 6% del total, mientras que las adicciones alcanzaron un 4%, como los principales factores de atención en salud mental en la entidad en 2020.

“Casi la mitad de las atenciones fueron por ansiedad, y quiere decir que sí hubo un incremento en los trastornos de ansiedad”, apuntó Rosa Elda Villalobos, directora de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), quien también hizo hincapié en que, junto con la pandemia, los procesos mentales han derivado en etapas. 

“Las personas somos resilientes y tenemos herramientas de afrontamiento. La población hemos ido enfrentando diferentes etapas, entre ellas la de la negación, pero también la cuestión de crisis y angustia cuando las personas se enferman”, indicó.

Modifica la forma de operar

Otra de las condiciones del último año atípico en el mundo se vio reflejada en la atención presencial: la baja en las consultas fue drástica en los consultorios, pero disparó de forma notable los casos tratados a través de líneas telefónicas y servicios digitales.

“Es un año atípico. En el plan de primera respuesta, como año atípico, se disminuye la consulta global en la base de datos, prácticamente de alrededor de 500 mil consultas a las 250 mil del último año, por lo que hay una disminución, pero por la parte presencial, por la pandemia y porque los servicios se reconvirtieron”, señaló Villalobos.

Explicó que se tiene el registro de un incremento de más del 50% en las atenciones telefónicas, que alcanzaron poco más de 137 mil consultas, como una nueva forma de contener y operar los aspectos de salud mental.

En la primera quincena del 2021 se tenía el registro de 2 mil 500 atenciones psicológicas en el estado.

 “Tenemos que pensar que esta pandemia es a largo plazo, si bien llegaron las vacunas, el proceso de vacunación llevará su tiempo y es importante cuidar nuestros vínculos y relaciones con los demás”, expuso la directora de Salud Mental de la SSG.

Añadió que los servicios de salud mental se han mantenido en las 191 unidades estatales a partir de las atenciones presenciales, y principalmente, telefónicas y mediante videoconferencias. Los medicamentos para pacientes con psiquiatría “están garantizados”, reiteró la directora del departamento de salud.

LC