Desarrollo Urbano clausura un anexo

Foto: Adriana Rocha

El procedimiento se dio debido a varias quejas de vecinos ante la autoridad  municipal por no cumplir con los permisos 

Adriana Rocha

León.- Por no contar con permiso de uso suelo, un anexo de la colonia Obregón fue clausurado por personal de la Dirección General de Desarrollo Urbano.

Fue a las 8:00 de la mañana de ayer que personal de la institución mencionada, en compañía de la Policía municipal, acudieron al anexo ‘Centro de Tratamiento y Rehabilitación Manantial de Luz’, ubicado sobre la calle Gardenia, cruce con Violeta.

El personal de la dirección colocó dos sellos de clausura, uno en la puerta y otro más en la pared, por no contar con el referido permiso.

Tenía varios reportes

A versión de varios testigos, aparentemente en el anexo, los jóvenes son golpeados, y muy seguido había riñas, por lo que los gritos eran cotidianos y molestaban a los vecinos.

“Estamos cansados de que siempre haya gritos, y en fin de semana, los autos de los familiares  invaden la circulación que vienen a visitar a los del centro”, relató uno de los vecinos.

Por su parte, el familiar de un interno que platicó que el cierre para él era algo injusto, debido a que su hijo de 13 años está en el centro rehabilitándose de sus problemas con adicciones.

Fue ilegal, aseguran

A través de un interfón, un hombre que se identificó como el encargado del centro, señaló que la clausura fue ilegal y que los internos no se moverán del lugar.

“No estamos de acuerdo, por eso iremos hasta la instancia federal”, señaló el hombre que no quiso identificarse.

Además, aseguró que ellos sí cuentan con los permisos y reiteró que esta fue una clausura ilegal por parte del Municipio.

No les otorgan el permiso

Por su parte, la Dirección General de Desarrollo Urbano, informó que se habían recibido varias quejas de vecinos sobre  la operación del centro de rehabilitación ubicado en el 506 de la calle Gardenia.

En atención a dichas quejas, la institución abrió un procedimiento administrativo, en el que se halló que los propietarios no contaban con un Permiso de Uso de Suelo otorgado por la autoridad municipal.

En seguimiento del proceso, los propietarios del inmueble solicitaron el permiso, pero les fue negado debido a que no contaban con el consentimiento de los vecinos colindantes, por tal razón la resolución del procedimiento, causó la clausura.