Opinión Pólvora e Infiernitos

DESAPARICIONES: GUANAJUATO, ACÁMBARO Y SALVATIERRA EN EL TOP 10

CON PARED. No es casualidad que el tema de la desaparición forzada se convierta ahora en un tema de interés de candidatos en campaña. La mala noticia para ellos es que no les será muy rentable porque los propios colectivos de familiares han pedido no partidizar este proceso que es doloroso para ellos.

CORTE DE CAJA. Ayer, en la mañanera en Palacio Nacional, el informe de desapariciones forzadas resultó demoledor para Guanajuato como ha ocurrido a partir de este sexenio, fruto de 2 acciones combinadas: desde la Federación un trabajo exhaustivo y desde el Ejecutivo estatal, voluntad política para sacar al fiscal Carlos Zamarripa de la penumbra, la inacción y el inmovilismo en que se encontraba.

IGNOMINIA. Guanajuato y de manera particular, los municipios de Acámbaro y Salvatierra están en el top 10 de entidades y municipios con más fosas clandestinas y cuerpos exhumados en lo que va del sexenio.

EL MOMENTO. Además, según el informe de la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana, en el Sauz de Villaseñor en Celaya se ubica uno de los 3 lugares en el país en donde se hacen acciones de búsqueda. Los otros 2 municipios están en Estado de México y Tamaulipas. En ese paraje celayense se han encontrado en los últimos días 21 cuerpos en 16 fosas clandestinas.

OSCURO. Y aquí los datos que remarcan este drama en nuestro estado. Jalisco, Colima, Sinaloa, Guanajuato y Sonora concentran la mayor cantidad de cuerpos recuperados en fosas con el 65.9% del total. Guanajuato también está en los 10 que concentran el 76.2% de las desapariciones desde que inició el registro.

LOS 2 MUNICIPIOS. Salvatierra ocupa el lugar 5 con 65 fosas clandestinas encontradas desde febrero de 2019 mientras que Acámbaro está en el 8 con 37. Tecomán, Colima es el municipio con más fosas con 108. En cuanto a cuerpos exhumados, Salvatierra es octavo con 79 y Acámbaro, es noveno con 75 donde Tlajomulco de Zúñiga es primero con 277.

MÁS. Después de Guerrero, Veracruz, Tamaulipas y Sinaloa, Guanajuato es el quinto estado con más jornadas de búsqueda de desaparecidos. 

DINEROS. El año pasado, Guanajuato solicitó a la Federación 14.4 millones de pesos de subsidios para enfrentar este problema y para este, hay una proyección de 12 millones de pesos.

EL PASADO OMISO. Puntual e inquietante el informe de Karla Quintana que dimensiona este drama en el ámbito nacional. Durante el sexenio de Miguel Márquez, las autoridades estatales, el fiscal Carlos Zamarripa (entonces procurador de Justicia incluido) se ofendían cuando se hablaba de una crisis no reconocida.

A FAVOR. Y va de nuevo, la voluntad política del gobernador Diego Sinhue Rodríguez para comenzar a saldar una añeja deuda con los desaparecidos ya arroja las cifras escalofriantes que hoy atestiguamos.

COMPLEJO. El problema es que nuestra entidad ya se ubica junto a otros estados como Tamaulipas, Michoacán, Sinaloa o Estado de México en ese top indeseable por donde quiera que se le vea. Ha habido presupuesto, reformas legales, recursos humanos y no se le ve el fondo a esta situación. Lamentablemente.

EL “YA BASTA” DE PÉNJAMO

CONTRASTES. El avance de la estrategia de vacunación y los anuncios de la llegada de nuevas dosis, exacerba los ánimos y prende a los gobernantes de una docena de municipios en el estado a donde no ha llegado un solo biológico hasta el momento.

DE SU RONCO PECHO. Y es lógico. Ayer, el alcalde panista de Pénjamo Juan José García difundió un video en redes sociales en el que lanza un “Ya basta” al gobierno federal y al presidente.

RECUERDOS. El ejecutivo federal ya ha visitado Pénjamo. En una ocasión para inaugurar un cuartel de la Guardia Nacional, pero como se sabe, amistad y cercanía que no se refleja en presupuesto o en este caso, en vacunas, queda en demagogia.

NADA. Los biológicos no han llegado a este y otros 11 municipios más. Ha sido peculiar la estrategia que ha seguido el gobierno federal porque a estas alturas cuando ya este fin de semana se aplicarán segundas dosis en varios municipios que felizmente completarán el esquema de vacunación de miles de adultos mayores, lastimosamente hay miles también que no han recibido la primera.

LO QUE QUEDA. Miles en esos 12 municipios y decenas de médicos, enfermeros y personal que trabaja en hospitales que no han sido considerados. Hay que insistir y señalar ese absurdo porque es una cuestión de vida.

LA DEL ESTRIBO…

Ya emitió el consejo del IEEG el protocolo sanitario para campañas electorales que es un manual del buen candidato y candidata en medio de las labores de proselitismo con la pandemia de Covid19.

Todos los candidatos de todas las fuerzas políticas deben tomar nota. Ya en los primeros días hemos visto a aspirantes en León e Irapuato que o no usan cubrebocas o que se pasan por el arco del triunfo aquello de “no abrazos ni saludo de mano”. 

REFINERÍA SALAMANCA 2 SEXENIOS SIN RECONFIGURACIÓN

Ya se fueron Juan Manuel Oliva y Felipe Calderón; llegó Enrique Peña y se fue y aquí está gobernando la 4T con todo y su apuesta por más refinerías y la de Salamanca sigue igual que hace más de una década.

Hace 12 años, el gobierno federal, a manera de premio de consolación anunciaba que tras el anuncio de que la nueva refinería que pretendía construir el gobierno federal, se realizaría en Tula, Hidalgo, la de Guanajuato sería beneficiaria de reconfiguración.

Hace 4 años, se daba a conocer la noticia del fallecimiento de la octava víctima luego de una explosión en la refinería Antonio M. Amor en Salamanca.

Un día como hoy, de 2017, en un comunicado de prensa, Pemex lamentaba el fallecimiento del último de los 8 empleados que permanecía con vida tras el fatal accidente ocurrido el 8 de marzo, quien permaneció internado en el Hospital Central Sur de Alta Especialidad de Picacho hasta la madrugada de ese lunes.

La explosión en la Terminal de Almacenamiento y Distribución (TAD) de la refinería de Salamanca dejó como saldo ocho heridos, que murieron en el transcurso de los días a causa de las quemaduras.

Tres empleados pertenecían a la compañía, pero otros cinco eran trabajadores de industrias externas. La empresa aseguraba que continuará con las investigaciones hasta determinar las causas del accidente.

Días después, en la tribuna del Congreso Estatal, la hoy alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz, se pronunciaba:

“Desde mi trinchera, deseo que se dé la reconfiguración de la Refinería; es algo que ya se encuentra contemplado en el presupuesto federal, es algo que se debe dar; no sé qué esperan, cuántas vidas quieren que sean afectadas para poder tomar la decisión de llevar a cabo esos trabajos”.

Y si alguna esperanza se tenía en 2018 es que con el triunfo de Morena en Salamanca, se alinearan los astros de la 4T y se desgranara la rosca a favor de los salmantinos.

Y lo que ha ocurrido sabe a muy poco…

EL ZAPOTILLO CADA VEZ “MÁS IMPOSIBLE”

Si tomamos literalmente aquellos comentarios que hicieron el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y la ahora extitular de Conagua, Blanca Jiménez, aquel 26 de febrero del año anterior, estamos asistiendo quizá a los santos óleos del acueducto El Zapotillo, un proyecto largamente acariciado en León y que ahora sí, parece extinguirse si es que no hay un as bajo la manga, guardado por los gobiernos federal y estatal.

Recordemos los dichos de Blanca Jiménez quien ya renunció a Conagua y fue nombrada embajadora en Francia, aquél día al principio del 2020 cuando no estaba en el horizonte la pandemia por Covid19.

“Esperamos que este año tome la decisión el presidente, la decisión va a ser del presidente (…) Está en consulta ya van a iniciar las mesas de diálogo, se van a realizar tres; general, aspectos jurídicos y otra técnica”, dijo la funcionaria federal en un evento en Silao.

Luego, el gobernador, hablaría del papel determinante de Jiménez para mantener con vida ese proyecto que el propio López Obrador ya había sepultado.

“Sé que vamos avanzando en el tema de El Zapotillo, pero en campaña el presidente dijo que no iba y yo ya me sentía que se nos venía el mundo encima, pero no contaba con la astucia de la directora. Cuando vino el presidente nos dijo, agradécele a Blanca porque nos convenció de que el Zapotillo es viable”, expuso Diego Sinhue en aquel momento.

Y si Jiménez fue quien resucitó el proyecto y Diego Sinhue la reconoció como una aliada de Guanajuato y ahora ya no está pero sobre todo, el presidente López Obrador no se ha pronunciado ni sabemos qué ha resultado de esas mesas técnicas, pocas esperanzas hay para abrigar un proyecto que ya de por sí estaba cuesta arriba por la resistencia de los pobladores de las comunidades de Los Altos que serían inundadas.

Del tema se ha hablado muy poco. Sin darle más vueltas, es una cuestión de voluntad política que no parece haber del jefe del Ejecutivo federal. Conociendo su máxima de todo por la razón y nada por la fuerza aplicada, claro a proyectos que no son prioritarios para su administración, quizá sea hora de buscar fuentes alternas de abastecimiento para León. 

Related posts