Scarleth Pérez

León.- La mañana de este miércoles 3 de noviembre, la fila en la Junta de Conciliación y Arbitraje ubicada sobre el Bulevar Venustiano Carranza reunía unas 20 personas. Todos acudían por asesoría legal a causa de despidos laborales, ninguno de ellos estaba enterado de la entrada en vigor del Nuevo Modelo de Justicia Laboral establecido en la Ley Federal del Trabajo.

Claudia de 22 años llegó al medio día a la Julca, la despidieron sin argumentos, buscaba asesoría antes de firmar cualquier documento en su ex empleo. Al llegar solo recibió un papelito con la nueva ubicación del Centro de Conciliación Laboral, en bulevar Adolfo López Mateos 223-A, en las antiguas instalaciones de la Plaza del Mariachi.

“No sabía y ahora tengo que ir hasta allá”, salió rápido de las viejas instalaciones de la Junta, dijo, tener poco tiempo para asesorarse.

También lee: Arranca Justicia Laboral en Guanajuato con altas expectativas; esperan casos

Las conocidas “Julcas” dejaron de existir, abriendo paso al Centro de Conciliación Laboral. El objetivo es lograr que los trabajadores y empleadores lleguen a acuerdos que beneficien a ambas partes. Pero si el acuerdo entre ambas partes no es inmediato, el caso pasará a Tribunal, lo que de no resolverse en días podrían pasar años para recibir una respuesta.

“Lo que están haciendo para presionar con el Nuevo Modelo, es que anteriormente nos entregaban las fechas de audiencia cada mes y medio o dos meses, ahora las están mandando a casi un año. Acabo de tener una audiencia la semana pasada y me dieron fecha de finales de octubre, pero de 2022”, platicó el licenciado Alfonso Enrique Escoto Lara.

La justificación de una cita tan alejada para audiencia que le dieron los empleados de la Julca al licenciado, se basó en: “falta de personal”. Y es que las demandas que aún entraron al Centro de Conciliación y Arbitraje, se habrán de resolver en la vieja oficina, la cual las autoridades proyectan un cierre definitivo en 4 años, luego de concluir pendientes.

“Las autoridades, en todas las entrevistas que han dado, dicen ellos muy confiados: ‘en tres a cuatro años cerramos definitivamente juntas de conciliación’, y eso es imposible, le estarían haciendo al adivino, al brujo. Nosotros todavía tenemos juicios vigentes y que no tienen para cuando del 98”, platicó el abogado Escoto Lara.

Los Centros de Conciliación Laboral, entrarán en función cuando las personas con conflictos a causa del trabajo ingresen una solicitud de Audiencia Inicial o Prejudicial y así tratar de conciliar entre empleado y empleador. En caso de que no se arreglen en una primera audiencia, se entregará una constancia de no conciliación, para proceder a la demanda correspondiente ante el Tribunal Laboral.

El licenciado Alfonso Escoto, tiene su despacho de orientación legal en materia laboral frente a la Junta de Conciliación ubicada en Venustiano Carranza, junto a él y en los alrededores, hay unos 20 locales que ofrecen el mismo servicio.

Los licenciados coinciden en no tener afectaciones por el cambio de ubicación, únicamente habrán de desplazarse entre los Centros de Conciliación, el Tribunal de Justicia Laboral y la vieja Julca. En esos sitios se desarrolla su labor diaria.

“A mí no me afecta la ausencia de personas buscando asesoría, aquí trabajamos por recomendación”, dijo el licenciado Alfonso.

“Más que afectación es un reacomodo, ¿qué va a implicar?, como estará subsistiendo la junta actual en lo que se terminan los juicios que se están terminando ante esta autoridad, vamos a tener que trasladarnos entre tres sedes diferentes, el Centro de Conciliación, el Juzgado Laboral en el Cereso y la Junta actual”, mencionó el licenciado Mario Puerta Medina, quien también cuenta con su despacho de atención en la Julca de Venustiano Carranza.

Arranca nuevo modelo

Este miércoles fue inaugurado el Centro de Conciliación Laboral del Estado de Guanajuato, el cual tendrá una sede en cuatro municipios: León, Irapuato, Celaya y Guanajuato.

La secretaria de Gobierno, Libia Denisse García Muñoz Ledo, resaltó que la conciliación es uno de los pilares fundamentales del nuevo sistema de justicia laboral y también una de las tareas en las que Guanajuato se ha destacado a nivel nacional. 

Detalló que en el 2008, solo el 52 por ciento de los asuntos laborales se resolvieron a través de esta vía, y este año la cifra es del 68 por ciento, pero una vez implementado el nuevo sistema, la meta es lograr conciliar el 80 por ciento de los conflictos.

El director de Vinculación del Sistema de Justicia Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Jesús Contreras Martínez, refirió que a un año de la entrada en vigor del nuevo sistema en otros estados, el promedio de conciliación es del 75 por ciento, por lo que confió en que Guanajuato logre superar esa cifra.

Lee más aquí: Arranca Justicia Laboral en Guanajuato con altas expectativas; esperan casos

Prevén 4 o 5 años para desaparición total de julcas

Las juntas locales de conciliación y arbitraje (julcas) de Guanajuato desaparecerán dentro de cuatro o cinco años, periodo que se estima tarden en desahogar todos los conflictos entre trabajadores y patrones que ingresen previo a que comience a operar el nuevo sistema de justicia laboral en el estado el 03 de noviembre.

El subsecretario de Trabajo y Previsión social en el estado, Marco Antonio Rodríguez Vázquez, apuntó que, debido a que son asuntos jurídicos y no administrativos, no hay un plazo o fecha límite para que concluyan los procesos en las julcas.

Por ello, comentó que pasarán entre cuatro y cinco años para que puedan ser disueltos estos órganos, a los cuales en el 2020 ingresaron 18 mil 206 asuntos y se resolvieron 11 mil 452.

De los casos resueltos, más de una tercera parte (34.2 por ciento) tomó más de un año para ser concluidos.

Lee más aquí: Julcas de Guanajuato desaparecerían en 4 o 5 años; desahogarán conflictos antes

LC